sábado, 5 de febrero de 2011

666 Ráfagas soplan en 6 parpadeos




Lector, aquí veredes muy pequeñas historias
tan breves que los títulos parescen
mayores que las tramas que acontescen
Vantes de Cer (1666)




PARTE I



666 una odisea hacia lo desconocido


1 a 18

En un bistró de la galaxia Gourmet – Sergio Gaut vel Hartman
–¡Mesero: este humano está demasiado crudo!

Cosa de rabinos – Sergio Gaut vel Hartman
El jamón: kriptonita para el golem.

Notas de un suicida - Esteban Moscarda
Tengo miedo: la muerte parece hermosa.

Nunca estuve más inspirado - Sergio Gaut vel Hartman
Lástima el límite de seis palabras.

Ilusiones mentales – Héctor Ranea
Pensaba poder, podía creer, creía pensar.

Equivocado serial – Héctor Ranea
Mató personas equivocadas en ocasiones erradas.

Personaje con tara - Rafael Vázquez
Le faltaban palabras en el rostro.

Caminos fugaces - Rafael Vázquez
Les pedimos deseos desde la orilla.

Los nichos necesitan reformas – Javier López
Reunión de propietarios a las 20:30.

Tres en uno - Sergio Gaut Vel Hartman
Plantó un árbol; creció un librijo.

La copa medio llena - Sergio Gaut Vel Hartman
Amputaron mis piernas; vendí los zapatos.

El obsesivo – Héctor Ranea
Ordenó sus ideas en progresión alfabética.

El obsesivo 2 – Héctor Ranea
Al ordenar ideas perdió las propias.

Jardín difícil - Héctor Ranea
Planté pocas piedras pero florecieron multicolores.

Jardín difícil - Héctor Ranea
Mi jardín pétreo podo con pico.

Jardín difícil (2) - Héctor Ranea
Las piedras del jardín crecen lentamente.

Jardín difícil (3) - Héctor Ranea
Florecen despampanantes piedras, una por eón.

Jardín difícil (4) - Héctor Ranea
¿Cuándo florece la rosa del inca?




19 a 36

Lo que piensa una serpiente antes de la muda – Javier López
Este traje ya me queda pequeño.

Las flores... - Rafael vázquez
... cotilleaban sobre las últimas tendencias artísticas.

El guardaespaldas de Whitney - Susana Duré
Houston, tenemos un problema —advirtió, asustado.

Sueño – Oriana Pickmann
Ahora voy a apagar mis ojos.

Ficcionario I - Rafael Vázquez
Muerte: sitio de Dios en construcción.

Ficcionario II - Rafael Vázquez
Las greguerías son ilusiones ópticas semánticas.

Ficcionario III - Rafael Vázquez
Los microcuentos son cuentos de perfil.

Ficcionario IV - Rafael Vázquez
Las bibliotecas: jardines botánicos de pensamientos.

Ficcionario V - Rafael Vázquez
Los agujeros negros son dioses muertos.

Ficcionario VI - Rafael Vázquez
El tiempo: arena. La vida: espejismos.

Nunca digas nunca - Miguel Dorelo
Te juro que no te toco.

Promesa imposible - Miguel Dorelo
No lo volveré a hacer más.

Maestros pasteleros al diván - Susana Duré
La terapia de grumo estaba funcionando.

Antecedentes del maratonista - Susana Duré
Su padre era corredor de bolsa.

Nazareno Cruz jugando con el lobo - Susana Duré
-¡El último es cola de perro!

Caminos fugaces II - Rafael Vázquez
Corremos en vano hacia la orilla.

Llamado a la solidaridad - Nanim Rekacz
No olviden espacios, guiones, punto aparte.

El cuento de seis palabras más corto del mundo - Diego Martínez
-¡Eh!
-¡Oh!
-Ah...
-¿Y?
-Uuuuu...
-Ayyyyy





37 a 54

¿Qué hacés levantado a esta hora? - Rafael Vázquez & Diego Martínez
A esta hora sueño que escribo.

Capacidad de síntesis - Javier López.
Soy extraterrestre. Me sobran cuatro palabras.

En la oscuridad hay fantasmas - Rafael Vázquez
Con qué temor cerramos los ojos.

Las palabras son alas - Rafael Vázquez
Algunas alas son injertos de palabras.

Transmigración de pretéritos - Rafael Vázquez
Los fantasmas son budas del olvido.

Aeródromo mágico - Javier López
El radar detecta alfombras en vuelo.

Ausencias espantosas - Rafael Vázquez
Tu ausencia asusta a los fantasmas.

El sexo y el Facebook - Miguel Dorelo
Despacito, mi amor, tengo conexión lenta.

Ciclo Vital – Guillermo Rossini
Nació, soñó, amó, disfrutó, vivió, murió.

Complemento non-sense – Guillermo Rossini
Tenía dos amantes frígidas: Eyaculador precoz.

Ante el duelo a muerte... - Javier López.
Elegí arma. Botas de siete leguas.

Escritor tramposo - Saurio
Señoría, esteesuncuentodeseispalabras. Quelosenvidiososdiganquetienemásessólounamuestradesumediocridad, quelesimpidereconoceruntextodevanguardia cuandolotienenfrenteasus ojos.

Cuentus interruptus - Saurio
No me salen cuentos con seis...

Estilo Bertrantd Russell. En el libro de los cuentos-axiomas de seis palabras - Carlos Feinstein
No existe ninguno de seis palabras.

Minicuento autobiográfico y 100% actual - Saurio
Me voy a hacer la comida.

Minicuento autobiográfico y 100% actual parte II - Saurio
Ya volví de comer. Sigo escribiendo.

Camuflado entre palabras - Rafael Vázquez
Roba letras, crea su propia hist

Revolucionario - Carmen Carrillo
El planeta gira y gira y...




55 a 72

El precio de escribir - Rafael Vázquez
Por cada palabra me cercenan un

Precoz - Saurio
Adentro.
Afuera.
Adentro
Afuera.
Ya está.

Más precoz aún - Saurio
El tipo acabó antes de empezar.

Gang bang - Saurio
Se la pusieron por todos lados.

Oriana Pickmann
Mi sombra huyó cuando todo oscureció.

Primera visión – Héctor Ranea
Dorados, tus ojos negros me conquistaron.

Pálido – Héctor Ranea
La tempestad apenas imita nuestra pasión.

Desborde – Héctor Ranea
Me acerqué a las furias amándote.

- Saurio
—Este cuento carece de título.
—¿Y?

Escritorpolirubro - Miguel Dorelo
Hoy estoy romántico. ¡Concha! ¡Pija! ¡Culo!

Acerca de los placeres de la vida - Daniel Frini
¡Oh, mi Dios! ¡oh! ¡sí! ¡sí!

Mi finada abuela me decía - Daniel Frini
Hijo, sáqueme los gusanos del ojo.

Ultimo viaje - Daniel Frini
Mamita, vienen a llevarte al cementerio.

Lo que le dijo el monstruo al Dr. Frankenstein - Daniel Frini
Papá, mirá, tengo dos manos izquierdas.

¿Quién apretó el botón rojo? - Daniel Frini
No me miren. Yo no fui.

La pata del mono - Daniel Frini
Quiero que desaparezcan las malas perso

Qué opina Dios de la humanidad - Daniel Frini
Me tienen los huevos al plato.

La queja del diablo - Daniel Frini
¡Uf! ¡qué manera de tener trabajo!




73 a 90

Por qué está triste la princesa - Daniel Frini
Soltera. Embarazada. El rey no sabe.

El incesto es pecado mortal - Miguel Dorelo
Además, mis dos hermanas son horribles.

Los extraterrestres arrivaron - Carlos Feinstein
Comieron las vacas, somos el postre.

Brillante - Carlos Feinstein
Lo comprendió todo, entonces se suicidió.

Galaxia - Carlos Feinstein
Buscando, recorrieron la galaxia, estaba vacía.

Amenaza a los pecadores - Antonio J. Cebrián
¡Al Infierno! junto a las pecadoras.

Para crear el universo no hacen falta ni seis palabras - Sergio Gaut vel Hartman
Alcanza con tres: hágase la luz.

Sin título - Sergio Gaut vel Hartman
No tengo palabras. No es cuento.

En el bus galáctico - Sergio Gaut vel Hartman
—¿Me deja en Sirio 4?
—No.

Reparamos planetas - Sergio Gaut vel Hartman
Presupuestos sin cargo. Garantía treinta eones.

Terremoto grado 9 en Otranto - Sergio Gaut vel Hartman
Arreglamos tacos de botas, cualquier modelo.

Oriana Pickmann
Pidió ser exterminado. Apreté el botón.

Vuelta a la realidad - Javier López
Cuando ya no tuve sueños, alunicé.

Cualquiera sabe - Javier López
—-¿Sale o entra?
—Nada de eso.

Compró un GPS - Carlos Feinstein
Pero todavía no encuentra su norte.

Paternidad lógica - Rafael Vázquez
—¿Ha sido niño o niña?
—Sí.

Reclamo popular - Saurio
Sergio: Quiero estar en las antologías.

De antología - Sergio Gaut vel Hartman
Como autor o personaje: quiero estar.




91 a 108

Elizabeth I: la reina desvirgada - Sergio Gaut vel Hartman
Escribió una ucronía basada en eso.

El duodécimo mandamiento - Diego Martínez
A menos que éstos sean irremplazables.

La tortura del masoquista - Daniel Frini
Para que hablara, le hacían caricias.

Ciclo vital - Diego Martínez
Nace, crece, se reproduce, y muere.

Oriana Pickmann
Enciendo la lámpara del genio desobediente.

A mi la lluvia no me inspira - Miguel Dorelo
Me cansa, me harta,me moja.

A mi la lluvia me inspira - Javier López
Mis pensamientos crecen con cada riego.

A mí la lluvia podría gustarme - Carmen Carrillo
Si no fuera porque morí ahogado.

A mí la lluvia ni fu ni fa - Saurio
Pero sí fe, fi y fo.

Escritor suicida al que la lluvia lo inspiraba - Saurio
Con la laptop mojada, murió electrocutado.

¿LLuvia? - Carlos Feinstein
¡Siestaaaaaaaaaaaaaaaaaaa! Oh, no. Tengo mucho trabajo...

Y la lluvia sigue cayendo - Miguel Dorelo
Lenta, parsimoniosa, angustiosa, cansadora y ¡Hartante!

Escritor suicida al que la lluvia lo inspiraba - Saurio & Carlos Feinstein
Mojó la laptop, perdió los archivos...

La lluvia es un continente efímero - Rafael Vázquez
Pertrechados nos elevamos para su conquista.

Lluvia – Antonio J. Cebrián
Estaba yo viendo que estaba lloviendo.

Repersonalización de la lluvia - Sergio Gaut vel Hartman
Yo lluevo, tú llueves, nosotros llovemos.

Lluvia de estrellas – Antonio J. Cebrián
Casi me cae encima Uma Thurman.

Lluvia de estrellas II - Antonio J. Cebrián & Sergio Gaut vel Hartman
Me aplastó Toro Salvaje De Niro.




109 a 126

Supersticioso - Susana Duré
-O libertad o...
-¡No la nombres!

Otro laberinto – Esteban Moscarda
Muerte laberíntica: me perdí apenas entrar.

De la bitácora de Cristóbal Colón - Susana Duré
"Quisiera esta tarde, divina, de octubre..."

Sexo y Facebook II - Saurio
Me gusta.
Ya no me gusta.

Sexo y Facebook III - Saurio
A 7 personas les gusta esto.

Sexo y Facebook IV - Saurio y Nanim Rekacz
Compartir y publicar en el perfil.

Sexo y Facebook VI - Héctor Ranea, Saurio y Nanim Rekacz
Sexo. Hazte fan. Clickea aquí (G).

Madre estricta – Antonio J. Cebrián
Edición, Pegar…
—¡Niñooo, no se pega!

En la consulta del forense – Antonio J. Cebrián
Túmbese usted ahí y vaya muriéndose.

Cuentero - Héctor Ranea
Contó las palabras. Le sobraba una.

Ojos - Héctor Ranea
Perfuman las hormonas tus ojos, mujer.

Escritor borracho – Antonio J. Cebrián
Atonta tanta tinta y tanto tinto.

Por qué no fui a trabajar - Daniel Frini
Está lloviendo. Tengo frío. Tengo sueño.

Frustrada confesión - Giselle Aronson
No supo qué decir. Prefirió callar.

Esto no es una microficción - Sergio Gaut vel Hartman (A Orlando Van Bredam)
Fabricó tiempo para dormir la siesta.

¿Le robo un minuto? - Sergio Gaut vel Hartman
Los vendedores mienten: desvalijó mi existencia.

Ajuste de cuentas - Alberto Benza González
Descansa en paz: ¡Bum, bum, bum!

Escritor envidioso - Diego Martínez
Estos no tienen nada qué hacer.




127 a 144

Escritor envidioso II - Diego Martínez
Soy mejor, pero me falta publicidad.

Escritor envidioso III - Diego Martínez
Seré famoso, ya van a ver...

Escritor envidioso IV - Diego Martínez
Mi novela "Resentido" no fue comprendida.

Escritor envidioso V - Diego Martínez
Mi arte es para otro público.

Menú divino – Antonio J. Cebrián
Hay bocadillos de reír, correr, llorar…

Lo que no fue – Guillermo Vidal
Imposible volver, nunca se había ido.

Bob Marley y Mary Jane - Esteban Moscarda
Tu nombre me sabe a yerba.

Desgracia con suerte - Sergio Gaut Vel Hartman
Morí un feriado; mantuve el presentismo.

Tercera edad, fase marquetinera – Héctor Ranea
Ayer teníamos lozanía, hoy regalamos experiencia.

En el averno - Rafael Vázquez
El condenado ponía la otra mejilla.

Homenaje mexicano - Miguel Dorelo
Hermosa, morena, sensual y echadota, esperaba.

Atraco en el Concorde – Javier López
Era un ladrón de altos vuelos.

De Julio César a su madre - María Elena Lorenzin
Ay, por un tajo tanta historia.

Notas de un suicida II - Esteban Moscarda
Quiero reencarnar en esta 45 gastada.

Notas de un suicida III - Esteban Moscarda
Me mato porque no logré perder.

Descepción urbana - Nanim Rekacz
Añoro la infancia en el campo.

La constante - Nanim Rekacz
Siempre esperamos que llegue el recreo.

Top cursi - Guillermo Vidal
El recuerdo perfumado de los nenúfares.




145 a 162

9mm - Guillermo Vidal
—¿Qué intenciones traes?
—Arrancarte el corazón.

Ultimo deseo - Fernando Puga
—No olvides desenchufarme antes de irte.

El domador - Fernando Puga
—Ya estoy listo. ¡Abrid la jaula!

La sustancia de la Luna – Sergio Gaut vel Hartman
¡Dejaron la Luna fuera del refrigerador!

Relatividad - Héctor Ranea
Felatio sagrada (Iglesia), felatio pecaminosa (casa).

Commodities pasionales - Héctor Ranea
Tenemos cada uno la carne necesaria.

Hombre estalla tras ganar en la lotería – Javier López
No cabía en sí de gozo.

Jardín de temporada - Héctor Ranea
En plena primavera, llegó mi otoño.

Sin palabras - Héctor Ranea
Escribió sus cuentos con signos vitales.

El local se reserva el derecho de admisión - Sergio Gaut vel Hartman
El bar lo expulsó sin miramientos.

Muerte en la flor de la vida – Javier López
Segaron el tallo de la rosa.

El número se hizo carne - Rafael Vázquez
Los números fraccionarios heridas y sangre.

El verbo se hizo carne – Antonio J. Cebrián
Sujeto y predicado rebanadas de pan.

El verbo se hizo carne - Rafael Vázquez
Las erratas del lenguaje vampiros, fantasmas...

Celular flotando en un afluente cloacal - Sebastián Chilano.
Si la llamo todo se solucionaría.

Ecuaciones ficcionales I – Sergio Gaut vel Hartman
D’Artagnan más Cleopatra menos Luther King.

Ecuaciones ficcionales IV – Sergio Gaut vel Hartman
KKK más Barak Obama sobre Hitler.

Ecuaciones ficcionales V – Sergio Gaut vel Hartman
Factorial de Tutankamón por Howard Carter.




163 a 180

Diamantes en caída – Héctor Ranea
Ciertas lágrimas confunden a los gambusinos.

Los malos modales en la mesa – Sergio Gaut vel Hartman
¿Cómo como como? Como como como.

El problema del cabello gigante - Sergio Gaut vel Hartman
Hay un humano en mi sopa.

Desperté de un coma – Javier López
Hoy he vuelto a la anormalidad.

El colmo de un actor – Guillermo Vidal
Que te den el papel higiénico.

De cómo obtuve permiso de residencia en Próxima del Centauro - Javier López
Me arreglaron un matrimonio de conveniencia.

Perogrullo – Héctor Ranea
Los caníbales vegetarianos estrictos mueren transculturalizados.

Funcionario acomodado – Javier López
No vuelva mañana. Mejor hágalo pasado.

El tacto del cerebro – Héctor Ranea
Siento tus rodillas lamiendo mi cerebro.

Leyes médicas – Oriana Pickmann
La manzana cayó enferma de gravedad.

Intento de asesinato – Antonio J. Cebrián
Relájese, respire; no piense en nada…

Refranero I – Oriana Pickmann
Quien mal anda, a comprarse bastón.

Refranero II – Oriana Pickmann
Encerrar a un gato genera desconfianza.

Jorge X. Antares
Ruleta rusa. Hoy me toca ganar.

Jorge X. Antares
Es solo una momia. Muerta, inofensiva...

Locura en los juzgados – Javier López
El abogado había perdido el juicio.

Alegato del abogado católico – Antonio J. Cebrián
–¡No juzguéis y no seréis juzgados!

Centrismo – Héctor Ranea
Todos los caminos conducen al ¡Granpum!




181 a 198

Mala compañía - Guillermo Vidal
La soledad era una muchedumbre aplastándolo.

El inventor – Javier López
Su patente resultó ser demasiado obvia.

Conversación entre abejas que liban en flores cercanas – Javier López
—¿Cómo sabe la tuya?
—Demasiado empalagosa.

Absurdo – Esteban Moscarda
Handel y Grendel comen una bruja.

Absurdo II – Esteban Moscarda
Las manos aman el vino patero.

Absurdo III – Esteban Moscarda
La Aurora se despierta muy tarde.

Absurdo IV – Esteban Moscarda
Vendo vino barato. Compro resacas rancias.

Absurdo V – Esteban Moscarda
Siento la náusea. Compro por Internet.

Luz de las velas al viento – Oriana Pickmann
Nuestras sombras bailaban en la penumbra.

Religiones obtusas – Oriana Pickmann
Dios no cree en su creación.

Crisis creativa – Oriana Pickmann
Aquella musa necesitaba urgentemente una musa.

Verano boreal – Oriana Pickmann
Está claro, ya es de noche.

Pedido inútil - Nanim Rekacz
¡Paren el mundo me estoy mareando!

Epitafio de Houdini - Rafael Vázquez
1874-1902, 1907-1920, 1924-1926...

Duda de cuento I - Nanim Rekacz
Blancanieves es morocha; Caperucita Roja, ¿albina?

Duda de cuento II - Nanim Rekacz
La Bella Durmiente, ¿era fea despierta?

Duda de cuento III - Nanim Rekacz
Usar zapatos de cristal, ¿es ecológico?

Duda de cuento IV - Nanim Rekacz
Zapatos de cristal, ¿buenos para beber?




199 a 216

Duda de cuento V - Nanim Rekacz
Las brujas de ahora ¿vuelan aviones?

Duda de cuento VI - Nanim Rekacz
Los lobos fabularios, ¿simbolizan al hombre?

Duda de cuento VII - Nanim Rekacz
Después de las bodas, ¿hay divorcios?

Duda de cuento VIII - Nanim Rekacz
Las princesas feas, ¿se hacen brujas?

Duda de cuento IX - Nanim Rekacz
Manzana, pecado, veneno... ¿marketing de naranjas?

Duda de cuento X - Nanim Rekacz
Abandonar niños ¿era amenaza o costumbre?

Hombre Ilustrado – Esteban Moscarda
El Barroco vomitó sobre su piel.

El Hombre Ilustrado II – Esteban Moscarda
Su piel era el mapa buscado.

El Hombre Ilustrado III – Esteban Moscarda
Botticelli pidió prestado su piel colorida.

Zolución política - Claudio Leonel Siadore Gut
Los cerdos acabarán con los zombis.

El colmo de Dorian Grey – Guillermo Vidal
—Te ves mejor en el retrato.

La cola de jubilados – Guillermo Vidal
“Los que entran pierdan toda esperanza”

Jubilación de los Big Bang – Héctor Ranea
...Con 700 universos cumplidos, me retiro.

Lo que pasó el 09/09/09 - Carlos Feinstein
No pasó nada, nada de nada!

Mentira piadosa - Carmen Carrillo
Como escritor, es excelente ser humano.

Narrativa al desnudo – Héctor Ranea
Estaba la Narrativa con un Nativo.

En picada - Miguel Dorelo
Me aferro desesperadamente; aún sigo cayendo.

Un segundo antes del impacto - Fernando Puga
-Aclaremos los tantos. ¿Yo salto primero?




217 a 234

Me mató certeramente – Javier López
Al menos, fue franco el tirador.

La respuesta del maestro - Miguel Dorelo
Temblando, esperó resignado la justa venganza.

Los años no vienen solos - Miguel Dorelo
Pasos cansinos impidieron abordar el tren.

Puro cuento - Oriana Pickmann
El lobo es vegetariano. Caperucita miente.

Modus vivendi - Oriana Pickmann
La adivina vive habitualmente de presentimientos.

Accidentado anochecer - Oriana Pickmann
Cayó la noche y se estrelló.

Crisis existencial - Fernando Puga
Harto del mundanal ruido, cortó amarras.

Masturbación I – Sebastián Chilano
Cinco minutos para desafiar a Dios.

Masturbación II – Sebastián Chilano
Soledad a veces muy mal concurrida.

Masturbación III – Sebastián Chilano
Frente al espejo, después, evito mirarme.

Masturbación IV – Sebastián Chilano
Esperma en mano, mil hijos muertos.

Masturbación V – Sebastián Chilano
Agónico final de un amor frustro.

Masturbación VI – Sebastián Chilano
Ostentación del fértil ante los estériles.

Masturbación VII – Sebastián Chilano
Asegurarse un lugar en el infierno.

Planta procesadora de personas – Guillermo Vidal
Primero se las convierte en pulpa.

Barrio I - Sebastian Chilano
Almacén, fiado sin tarjeta de crédito.

Barrio II - Sebastian Chilano
Lugar de pertenencia de donde huir.

Barrio III - Sebastian Chilano
Mercerías, zapatero remendón: especies en extinción.




235 a 252

Prueba y error - Esteban Moscarda
—¿Otro Big Bang?
—Otro error universal.

Paradoja gramatical – Javier López
La palabra hiato contiene un diptongo.

La diversión de un ángel - Esteban Moscarda
Cuento los granos de arena borracho.

La diversión de un ángel II - Esteban Moscarda
Tiro cohetes: ustedes los llaman supernovas.

La diversión de un ángel III - Esteban Moscarda
Colecciono los pecados de las razas.

El jardinero fiel – Javier López
Sigo cultivando flores. Soy buen abono.

Paradoja - Esteban Moscarda
El futuro Cambió: ahora es pasado.

La trama – Héctor Ranea
Busco besos tejiendo hilos de memorias.

Cadalso de los réprobos – Héctor Ranea
Hay besos que valen ese final.

Sacrificio – Héctor Ranea
No crecerá la oreja cortada, amada.

Humo – Héctor Ranea
En tus ojos flotaba el humo.

Fuego – Héctor Ranea
Lloro fuego vitrificado en tu piel.

Giganta – Héctor Ranea
El bastón de Baudelaire danza endiablado.

Sedas – Héctor Ranea
Crecimos labrando seda en labios laboriosos.

Cuadros – Héctor Ranea
Nivelé mi casa, no mis cuadros.

Línea recta - Fernando Puga
La olvidé al doblar la esquina.

Ültimas palabras - Fernando Puga
-¡Mueren conmigo!- dijo encendiendo la mecha.

Ser y Nada VIII - Esteban Moscarda
El Ser: chamuyo lindo para minitas.




253 a 270

Trato II - Esteban Moscarda
—Quiero tu alma
—Tomá: aceitala antes…

Ser y Nada IX - Esteban Moscarda
Ser y Nada toman grapa ontológica.

Ser y Nada X - Esteban Moscarda
El mundo no es: se hace.

Últimas palabras - Fernando Puga
-¿Cuánto te pagan por cada ejecución?

Últimas palabras II - Fernando Puga
-¿Qué pasa?, ¿nunca vieron un muerto?

Últimas palabras III - Fernando Puga
-Si bajás la palanca te mato.

Últimas palabras IV - Fernando Puga
-Apagá. No quiero que me vean.

Últimas palabras V - Fernando Puga
¿No vendrá EL ZORRO a rescatarme?

Cerca de la Muerte - Esteban Moscarda
Qué lindas esas luces negras, frías...

Ceres - Alberto Benza González
¡No muevas el suelo que pisamos!

Noche de muertos - Alberto Benza González
Los muertos caminarán por la noche.

Muerto - Alberto Benza González
Tu compañía acabo con mi apetito.

Dr. House - Héctor Ranea
—¡Suspendan mis citas! Mañana cae asteroide.

Tsunami - Héctor Ranea
En segundos pasamos a ser estadística.

Fuera del poema - Héctor Ranea
Preso en supermercado, como un gorrión.

Homaneje a Max Aub - José Manuel Ortiz Soto
Lo maté porque ya estaba muerto.

Homanaje a Max Aub II - José Manuel Ortiz Soto
Ella dormía apaciblemente en... la muerte.

Homanaje a Max Aub III - José Manuel Ortiz Soto
No sé quién mató a quién.




271 a 288

Homaneja a Max Aub IV - José Manuel Ortiz Soto (a José Alfredo Jiménez)
¡Al fin que para morir nacimos!

Dejá vu - Héctor Ranea & José Manuel Ortiz Soto
—¡No vuelvas a matarme, zopenco olvidadizo!

En el bus galáctico - Sergio Gaut vel Hartman
Bájese en la próxima de Centauro.

Plutarco y las minas. El por qué de las paralelas de hombres solos – Héctor Ranea
Mi mamá impidió que conociera mujeres.

Vendedor impune - Sergio Gaut vel Hartman
—¿Puedo robarle un minuto? —Me saqueó.

Lumbago - Fernando Puga
¡Y! ¡Los años no vienen solos!

Autobiografía I - Fernando Puga
En la biblioteca, un espacio vacío.

Autobiografía II - Fernando Puga
Nací, aún no sé para qué.

Muriéndome - Fernando Puga
Y ahora ¿a quién le reclamo?

Ave negra - Fernando Puga
-Hijo mío, tú nunca podrás volar.

Impotencia - Fernando Puga
Entre las piernas, sólo una lágrima.

Mala mina - Fernando Puga
José bajó la guardia. María aprovechó.

Caballo de Troya - Fernando Puga
Latente en mí, permaneció tu beso.

Veneno eficaz - Fernando Puga
¡Por fin salió de su escondite!

Vuelo controlado de cuervos – Héctor Ranea
Encarcelados sin habilitación para vuelo nocturno.

¡Cáspita! – Héctor Ranea
Juro que nunca me había pasado.

En otro universo - Esteban Moscarda
César Augusto levanta quiniela en Burzaco.

Cadena de frío - Fernando Puga
-¡Rápido, rápido! ¡Que se pudre todo!




289 a 308

Parelelos - Sergio Gaut vel Hartman
Si Plutarco viviera conduciría un tren.

Los medios, s. I – Héctor Ranea
¿No lo escribió Plutarco? ¡No existe!

En otro universo II - Esteban Moscarda
Mozart es tachero y Salieri, pasajero.

Cerca de la revolución - Esteban Moscarda
Ruedan las cabezas de los mentirosos.

Náufrago urbano – Javier López
En las calles desiertas aparecen espejismos.

Arraigado – Javier López
Tengo una basta cultura. Soy pueblerino.

Jorge Maqueda
―Nunca digo la verdad ¿Me crees?

Evidencias - Esteban Moscarda
La vida es un canto biológico.

Evidencias II - Esteban Moscarda
La vida, obertura de la Muerte.

Evidencias III - Esteban Moscarda
La vida, obra de arte surrealista.

Cuatrocientos ochenta millones de años después del Big Bang – Guillermo Vidal
Favor de correrse hacia el fondo.

Homicidio II - Esteban Moscarda
Cuando termine este libro, morirás Cerebro...

Travesía urgente - Héctor Ranea
Tengo que ir a ningún lado.

El mortal - Héctor Ranea
Sin tiempo morir es más fácil.

Noticias - Esteban Moscarda
Lucifer está muerto: asesinado por Motochorros.

En otro universo IV - Esteban Moscarda
Obama es argentino, católico y peronista.

El arqueólogo, recién cumplidos los 90, se niega a jubilarse – Javier López
—Aún soy joven, geológicamente hablando —declaró.

Experiencia vs. Imaginación – Javier López
Patrick Süskind siempre usó colonias baratas.

Autoengaño del alcohólico - José Enrique Expósito
Vació la botella...
─Será la última.

Jorge X. Antares
Tranquilo. A ese zombi le conozco.


PARTE II


Un diccionario ficcional en seis palabras


309 a 326

Aceptación - Camilo Fernandez
El fin se acerca, prefiero abrazarte.

Adolescencia - Nanim Rekacz
No me esperes esta noche, mami.

Amenaza - Fernando Puga
-No llegues tarde. Cerraré con llave.

Amistades - Héctor Ranea
—¡Papá traje amigos a casa!
—¡Desángralos!

Amnesia - José Manuel Ortiz Soto
Quería olvidar, pero no sabía qué.

Asesinato - Jorge Ariel Madrazo
Han olvidado pensarte, con asesina persistencia.

Atrapado - Javier López
Alcanzamos el orgasmo, aunque quiso escapar.

Auto - Héctor Ranea
Mañana seré estadística, dijo mientras volcaba.

Búsqueda - Claudio Leonel Siadore Gut
Buscaban el sol, pero hallaron trufas.

Cenizas – Oriana Pickmann
Los dragones extintos se hicieron humo.

Colosal – Javier López
La pirámide luce su figura imponente.

Compostura - Oriana Pickmann
Me siento mal, prefiero estar echada.

Compensaciones – Héctor Ranea
Tenía prisa viviendo. Su fantasma holgazaneó.

Cumplido - Diego Martínez
Siempre soñé estar en este lugar.

Decisión – Héctor Ranea
Ya cerré la puerta. Quedé afuera.

Delgadez – Gabriela Baade
Hasta el nombre tenía flaco, Delfina.

Dependencia – Héctor Ranea
Tu respiración me transmuta en barrilete.

Deseo – Gabriela Baade
—¡Mal rayo me parta!
Así fue.





327 a 344

Desesperado - Camilo Fernandez
Seis meses. ¿Seguro tan poco tiempo?

Despertar - José Manuel Ortiz Soto
Cuando el árbol reencarnó, era semilla.

Destino - Gabriela Baade
Confió en su suerte. Y falló.

Deudos – Guillermo Vidal
—Está mejor ahora.
—Y nosotros también.

Dignidad - Raquel Barbieri
La valentía de él fue huir.

Discutible – Sergio Gaut vel Hartman
No soy vampiro; el espejo atrasa.

Efímero - Gabriela Baade
—Nunca te quise, Raúl.
—Yo tampoco.

Epitafio - Sergio Gaut Vel Hartman
Finalmente pude tomarme unas merecidas vacaciones.

Espera - Camilo Fernandez
Sigo esperando la llegada del idiota.

Excavación - Javier López
Me dejaste huella. Ya es fósil.

Excusa - Miguel Dorelo
La vida me convirtió en esto.

Explicación - J. Javier Arnau
Difícil explicarlo en seis palabras, ¿no?

Fe - Fernando Puga
La última gota inundó el desierto.

Fiesta - Diego Martínez
Blancanieves y los siete enanitos... ¡Orgía!

Final - Gabriela Baade
¿Amanecerá? La noche eterna había comenzado.

Fracasado - María del Pilar Jorge
Ni siquiera madrugando consiguió ayuda divina.

Fractal - Rafael Vázquez
Fantasmas que se aparecen a fantasmas.

Frustración - Gabriela Baade
Planté un árbol. Falta el resto.




345 a 362

Fuego - Sebastiàn Chilano
Recurso narrativo para justificar tragedias familiares.

Giro - J. Javier Arnau
La nave giró; los astronautas no.

Guarecerse - Miguel Dorelo
Refugios: tu escote, también tus ojos.

Geneailógico - Javier López
Mi difunto abuelo murió siendo niño.

Guillotina – Antonio J. Cebrián
Camino del cadalso, perdió la cabeza.

Hipopotamono - Sebastián Chilano
Ultima atrocidad de la experimentación genética.

Hipotálamo – Guillermo Vidal
Lecho conyugal del caballito de mar.

Hipotermia - Sebastiàn Chilano
Se enfrió el agua del mate.

Ilusiones - Oriana Pickmann
Para soñar no hace falta dormir.

Incompatibilidad – Héctor Ranea
El tozudo ginecólogo quiere dejarlo embarazado.

Incomunicación - Carmen Belzún
Pasea, indiferente, con dos celulares encendidos.

Inconcluso - Camilo Fernandez
¡Lo tengo! Sólo tengo que agregar...

Incuestionable – Javier López
El tiempo vuela en los aviones.

Ineludible - Camilo Fernandez
Amanece. Estamos un día mas cerca.

Infinito - Sebastián Chilano
Si tienen un rato, les explico.

Inoportuno - Javier López
—¿Se puede?
—Mal momento. No estoy.

Inseguro - Camilo Fernandez
Cualquier persona podría hacerlo mejor, ¿no?

Interesada - Giselle Aronson
Conmigo olvidate de "pan y cebolla".





363 a 380

Juicio - Camilo Fernandez
Ella avanza. Mi juicio se nubla.

Machadiana - Jorge Ariel Madrazo
Sólo será camino lo jamás transitado.

Magia - Claudio Leonel Siadore Gut
Magia es crear mucho con poco.

Maldición – Antonio J. Cebrián
–Demonio infernal, yo te maldigo: ¡Sataniás!

Malvado – Gabriela Baade
Me arrancó el corazón sin tajos.

Melancolía – Sebastián Chilano
Lugar de donde vuelvo al despertar.

Milagro - Claudio Leonel Siadore Gut
Milagro es crear todo con nada.

Modelos - Esteban Moscarda
Big Bang se maquilla de universo.

Modorra – Marcos Zocaro
Cuando despertó, su cuerpo aún dormía.

Monólogos - Rafael Vázquez
Yo hablaba solo. Tú escuchabas sola.

Muerte - J. Javier Arnau
-¡Si son mis amigos, mátenme ya!

Música - Miguel Dorelo
Te quiero, me dijiste al oído.

Mutación – Guillermo Vidal
Hay mentiras mutantes, tienen patas largas.

Onanista - Giselle Aronson
El buey solo bien se lame.

Orden – Héctor Ranea
Priorizó el sueño. Murió mientras dormía.

Perdonavidas - Miguel Dorelo
—Te pido perdón por tus errores.

Perverso - Fernando Puga
—Vení conmigo. No voy a lastimarte.

Probablemente - Javier López
Mis pensamientos son sólo una probabilidad.





381 a 401

Propósito - Camilo Fernandez
Olvidó el resto. Vivió para cumplirlo.

Raro - Miguel Dorelo
—Si me comparas adecuadamente, soy normal.

Renacer - J. Javier Arnau
El mundo renació... otra vez más.

Rencor - Fernando Puga
Le di la espalda. Quedamos enfrentados.

Resignación - Alberto Benza González
Soldados siéntanse cómodos hoy día moriremos.

Resultado - Camilo Fernandez
Hicimos todo lo posible, lo lamento.

Robot - J. Javier Arnau
El robot buscó sus tres leyes.

Romance - Raquel Barbieri
Criando cerdos, te conocí a vos.

Seguridad - Camilo Fernandez
¿Seguro que esto no es peligros…?

Señal - Camilo Fernandez
Ese ruido no puede ser alentador.

Sextillizos - Fernando Puga
—Vuelvo enseguida —dijo el muy cobarde.

Significado - Sergio Gaut Vel Hartman
Muriendo le dio sentido a su vida.

Sonrisa – Héctor Ranea
La serpiente me sonríe mientras pecamos.

Sorbete - Héctor Ranea
Congelaba sangre para su sangría veraniega.

Sospecha - Guillermo Vidal
Vió sus manos limpias bañadas en sangre.

Tema - Guillermo Rossini
No sé sobre qué carajos escribir.

Terapia - Raquel Barbieri
Atando cabos, me liberé de él.

Traición - Diego Martín Eguiguren
Arrojó mi corazón a un contenedor.

Trompo - Nanim Rekacz
Yo doy vueltas con el mundo.

Túnel - Camilo Fernandez
Me siguen. El túnel parece eterno.

Viuda - Sebastian Chilano
Pelota en su jardín, Pelota perdida.



PARTE III


Estos amores caben en un bolsillo


402 a 428

Ojo privado – Héctor Ranea
No tuvo suerte. Espió matrimonios tranquilos.

El amor - Rafael Vázquez
Lenguaje de tactos de dos ciegos.

A saber - Miguel Dorelo
Descubrí en ti que aún existía.

El ocaso de la pasión - María del Pilar Jorge
Vendo cama matrimonial, en buen estado.

In fraganti - Giselle Aronson
Esto no es lo que parece.

Amor en sueños - Rafael Vázquez
—Despierta tú
—No, despierta tú primero.

Cuando él empezaba a desnudarla - Giselle Aronson
Ella sólo pidió: "Que parezca amor".

Incomunicados - María del Pilar Jorge
Discutiendo, eludían reconocer que se amaban.

Para decírtelo. Giselle Aronson
No me alcanza con seis palabras.

Marido fiestero - Nanim Rekacz
No me esperes esta noche, amor.

Verdades - Oriana Pickmann
Mis lágrimas nacen en tus mentiras.

Oriana Pickmann
Nuestro futuro empieza en un segundo.

Esperanza - Oriana Pickmann
Enciendo tu luz para no morir.

Para llenarte - Oriana Pickmann
Lanzo suspiros al aire que respiras.

Resucitación – Héctor Ranea
Abrazándonos logramos resucitar nuestro amor perdido.

Mensaje al amante - Nanim Rekacz
Mi marido no viene esta noche.

Las prendas de su amor sobre la mesa - Miguel Dorelo
Su corazón, su alma, su calzoncillo.

Confluencia – Guillermo Vidal
El amor es ciego y ríe último.

Terrorismo conyugal - Guillermo Vidal
¿Sabes quién viene a cenar?, ¡mamá!.

Lo que me gusta de vos - Miguel Dorelo
Tus ojos mansos, tu mirada combativa.

La mentira más repetida de la Historia de la Humanidad – Javier López
Hasta que la muerte nos separe.

El grito - Fernando Puga
Resquebrajaste el velo de mis ojos.

Sobreabundancia – Guillermo Vidal
No le faltó amor, le sobraba odio.

Abrupta despedida - Fernando Puga
Tu portazo arruinó mi último whisky.

Felicidad - Camilo Fernandez
Aunque pueda pagarte, nunca seré feliz.

Doble negación - Claudio Leonel Siadore Gut
—Yo no estoy diciendo nada —dijo.

Un trámite muy engorroso - Fernando Puga
Muchos expedientes después, ella dijo sí.


PARTE IV


Reescribiendo pasajes bíblicos en seis versículos


429 a 453

Las microficciones de la prehistoria I – Sergio Gaut vel Hartman
Abel hubiera asesinado gustoso a Caín.

Las microficciones de la prehistoria II – Sergio Gaut vel Hartman
Un trío fundacional: Adán, Eva, Lilith.

Absurdo VIII - Esteban Moscarda
Cuando despertó Adán, Dios hacía camas.

Absurdo IX - Esteban Moscarda
Adán estaba loco: conversaba con serpientes.

Absurdo X - Esteban Moscarda
Adán amaba un cacho de costilla.

La pequeña trampa de Noé - Susana Duré
—Mejor, a las termitas las dejamos...

A mí la lluvia me inspira - Saurio
Decía Noé, navegando en el arca.

Noé informa el pronóstico del tiempo a los pasajeros del arca - Saurio
Llueve hoy. Llueve mañana. Llueve pasado.

Otro de Noé - Sergio Gaut vel Hartman
¡Alguien que invente el paraguas, mecachendié!

Escritor suicida diluvio-depresivo en el arca de Noé - Carlos Feinstein
Alimentó la primer tarde al león.

La vuelta del diluvio - Esteban Moscarda
Volveré y seré miles de gotitas.

Los corderos en el arca de Noé – Antonio J. Cebrián
Todos menos dos, a la cocina.

Los unicornios en el arca de Noé – Antonio J. Cebrián
Lo siento, no cabe nadie más.

Los animales marinos junto al arca de Noé – Antonio J. Cebrián
Vaya mierda de extinción están haciendo.

Los caracoles en el arca de Noé – Antonio J. Cebrián
¡Cielos, sólo cogimos uno! ¿Puedes arreglarlo?

Noé le contesta a las bestias en el arca luego de que estas le preguntaran qué hacer que se estaban aburriendo - Saurio
Esteee.... Afuera llueve. Yerba no hay.

Las especies en el Arca de Noé - Rafael Vázquez
Algunas murieron, otras nacieron contra natura.

El difícil arte de distinguir el sexo de los unicornios – Antonio J. Cebrián & Carlos Feinstein
Pucha —dijo Noé. Subimos dos hembras.

Error en el arca de Noé – Antonio J. Cebrián
En vez de ratas, cargaron erratas.

La verdadera historia de la resurrección de Lázaro - Daniel Frini
¡Lázaro levántate! ¿Dónde pusiste el dinero?

Al tercer día Jesús resucitó - Rafael Vázquez
Ya nadie se acordaba de él.

Jesús en la cruz – Antonio J. Cebrián
Padre, perdóname. ¿Sabes lo que haces?

Padrinos con suerte – Javier López
Salieron baratas las bodas de Canaán.

Ella miró hacia atrás y… - Javier López
Lot la abandonó. Su tensión subió.

Primero la cubrió de sal. Luego la puso al fuego - Javier López
El asado estaba en su punto.



PARTE V


Grandes obras en su versión comprimida


454 a 477

Borges reload – Sergio Gaut vel Hartman
—Por fin he pecado. ¡Soy feliz!

Romeo, Julieta y Shakesperare – Sergio Gaut vel Hartman
—¡Tengo una idea genial para telenovela!

Los tres mosqueteros eran cuatro - Sergio Gaut vel Hartman
Vayamos a las cinco, los seis.

Síntesis severa – Antonio J. Cebrián
En un lugar de La Mancha.

Pinocchio metrosexual – Sergio Gaut vel Hartman
—¡Qué nariz! —dijo el hada excitada.

Pinocho pone a prueba a su nariz - Rafael Vázquez
—¡Con esta aseveración mi nariz crece!

Don Quijote - Sergio Gaut vel Hartman
Me gustaría ser un hidalgo ingenioso.

La serrería de Pinocho – Antonio J. Cebrián
Tenía madera gratis haciendo de empresario.

La boda de las perdices – Antonio J. Cebrián
Fueron felices y se volvieron caníbales.

Grandes novelas condensadas: Sandokán – Sergio Gaut vel Hartman
Malayo rapta inglesa; ingleses replican, ásperos.

Grandes novelas condensadas: Colmillo blanco – Sergio Gaut vel Hartman
Lobos cagados de frío: manden estufas.

Pantagruel invita a Gargantúa - Sergio Gaut vel Hartman
—Cenemos.
—Liviano. Que sea un bocadillo.

Lope de Vega escribiendo una versión comprimida del famoso soneto – Javier López
Contad si son seis; está hecho.

Grandes novelas condensadas: De la Tierra a la Luna – Sergio Gaut vel Hartman
No resuelvan las cosas a cañonazos.

El señor de los anillos - J. Javier Arnau
—¡Maldito hobbit, maldito anillo! —dijo Gollum.

Grandes novelas condensadas: La vuelta al mundo en ochenta días – Sergio Gaut vel Hartman
Gracias a la relatividad regresan antes.

Grandes novelas condensadas: Más que humano – Sergio Gaut vel Hartman
El idiota se unió a ellos.

Grandes novelas condensadas: Ubik – Sergio Gaut vel Hartman
Toda la eternidad viendo la televisión.

Hemingway dijo adiós a las armas - Javier López
Las armas no devolvieron el saludo.

Moby – Guillermo Vidal
Cuando se tragó a Ahab, devolvió a Jonas.

Fahrenheit 451 - Guillermo Rossini
Guardaba los libros en un cenicero.

Fahrenheit 451 – Esteban Moscarda
La salamandra es culta: lee ardientemente.

Fahrenheit 451 II – Esteban Moscarda
Queman sus pestañas con combustible letrado.

Jorge X. Antares
Romeo y Julieta se hicieron necrofílicos.



PARTE VI


Lo trascendente cabe en seis palabras



478 a 495

Dudas inexistenciales – Héctor Ranea
¿La bragueta es síntoma de humanidad?

Dudas inexistenciales 2 – Héctor Ranea
¿Buscaré la aguja en pajar ajeno?

Dudas inexistenciales 4 – Héctor Ranea
¿Vendrán fantasmas a mi más acá?

Dudas inexistenciales 5 – Héctor Ranea
¿Repartirán la luz todas las sombras?

Dudas inexistenciales 6 – Héctor Ranea
¿Podrán llegar golondrinas claras al balcón?

Dudas inexistenciales 7 – Héctor Ranea
¿Como para trabajar o para pesarme?

Dudas inexistenciales 8 – Héctor Ranea
¿Dudando de todo, creo en nada?

La vida - Rafael Vázquez
La muerte cultiva espejismos de vidas.

Pienso, luego existo - Rafael Vázquez
¡Con qué temor huyo del olvido!

Pienso mi forma, luego existo - Rafael Vázquez
Sin nociones de fisiología, me desangro.

Obsesión 1 - Miguel Dorelo
Suelo vivir pensando en la muerte.

Obsesión 2 - Miguel Dorelo
Seguramente moriré pensando en la vida.

Pensamiento profundo - Miguel Dorelo
Pienso poco, luego, poco existo, caramba.

Finales - Miguel Dorelo
-Después de todo, la nada absoluta.

Del más allá – Héctor Ranea
El fantasma del escéptico está perplejo.

Del más allá 2 – Héctor Ranea
Poe visita a Whitman: —¿Never More?

Del más allá 3 – Héctor Ranea
Dante mira la Luna tan desilusionado.

Del más allá 4 – Héctor Ranea
¡Te dije: “no te masturbes demasiado”!




496 a 521

Del más allá 5 – Héctor Ranea
¡Un fantasma bien vale una birra!

Del más allá 6 – Héctor Ranea
—¿Entonces así salió el Granpum, che?

Impresiones de un muerto - Esteban Moscarda
La noche que cae sobre mi.

Impresiones de un muerto II - Esteban Moscarda
Las llamas eternas no queman tanto.

Granjero filósofo - Javier López
Os echo pienso, luego existo, gallinas.

Impresiones de un muerto III - Esteban Moscarda
El silencio suena a griterío suburbano.

Ser y Nada - Esteban Moscarda
¡No soporto tu levedad, Ser insufrible!

Ser y Nada II - Esteban Moscarda
En la nada se cuecen seres.

Descartes – Guillermo Vidal
Pienso boludeces luego existo al pedo.

Pienso, luego existo II - Rafael Vázquez
El alzheimer me borró el rostro.

Sócrates atlántico – Esteban Moscarda
Solo se que no se nadar.

Lógica – Esteban Moscarda
Pienso en absolutos, luego existo parcialmente.

Lógica II - Esteban Moscarda
Pienso en grande, luego soy Pulgarcito.

Sinfónicas III - Esteban Moscarda
Concierto para filósofos y orquesta infinita.

Nacimiento – Esteban Moscarda
Ya siento el hedor del mundo.

Muerte – Esteban Moscarda
Ya siento el sabor del crepúsculo.

Trueque IV – Esteban Moscarda
Cambio existencia tranquila por náusea existencial.

Importante ayuda a la hora de pagar el alquiler – Javier López
Hace años que convivo con fantasmas.

Absoluto - Claudio Leonel Siadore Gut
—Más allá de mí, nadie hay.

Ser y Nada III - Esteban Moscarda
Desde el vacío este aluvión ontológico.

Ser y Nada IV - Esteban Moscarda
Sartre vomita seres de su nada.

Ser y Nada VI - Esteban Moscarda
El ser no existe: Sartre delira.

Finales de un universo - Esteban Moscarda
Ya terminé de contar el chiste…

Finales de un universo II - Esteban Moscarda
Cuando termines tirá la cadena, querido…

Finales de un universo III - Esteban Moscarda
La maestra me felicitará por esto.

Terapia intensiva – Guillermo Vidal
El cielo puede esperar, y revivió.



PARTE VII


Con el número de la bestia


522 a 533

Posesión por romanos diabolizados – Héctor Ranea
—¿Seremos 666?
—¡Ni locos! Somos legión.

¡Número equivocado! - Sergio Gaut vel Hartman
¡El 666 es en el subsuelo!

Sinfónicas VIII - Esteban Moscarda
Sinfonía Diablo para 666 cornos ardientes.

Pacto – Esteban Moscarda
Sean eternos: escriban 666 ráfagas sextinas.

Big Bang – Héctor Ranea
—¡¿666 mundos?!
—Exprimite el seso, Demiurgo.

Mi número es... - Daniel Frini
...tres, tres, tres. Soy medio bestia.

Profecía - Camilo Fernandez
Seiscientos sesenta y seis... Estamos complicados.

Condena - Esteban Moscarda
Escritores malditos escriben 666 cuentos eternamente.

Poeta maldito - Esteban Moscarda
Escribe 666 versos para ganar paraísos.

Quiero ser condenado - Esteban Moscarda
Estoy ansioso por el especial 666.

Trato - Esteban Moscarda
—Quiero tu alma.
—Dame 666 cuerpos…

Ser y Nada V - Esteban Moscarda
...¿Qué hago con 666 universos planos?



PARTE VIII


Seis sextetos suenan como una orquesta


534 a 548

Ecuaciones ficcionales II – Sergio Gaut vel Hartman
Madame Bovary por Elvis al cubo.

Ecuaciones ficcionales III – Sergio Gaut vel Hartman
La raíz cuadrada de John Lennon.

Banda bíblica - Héctor Ranea
Durante la Marcha Fúnebre resucitó Lázaro.

Borges y Glass – Esteban Moscarda
Un laberinto hecho de música repetitiva.

Orquesta - Javier López
Los pájaros interpretan partituras de viento.

Sinfónicas - Esteban Moscarda
Concierto para Humanos y orquesta marciana.

Sinfónicas IV - Esteban Moscarda
Concierto para disparos y orquesta policial.

Sinfónicas V - Esteban Moscarda
Concierto para políticos y orquesta utópica.

Sinfónicas VI - Esteban Moscarda
Cuarteto de cuerdas para seis xilófonos.

Sinfónicas VII - Esteban Moscarda
Sexteto de pianos para un barítono.

Sinfónicas IX - Esteban Moscarda
Sinfonía Agreste para grillos y orquesta.

Sinfónicas X - Esteban Moscarda
Concierto para Electricidad y orquesta subatómica.

Narrativa básica - Héctor Ranea
Bach canturrea a orillas del arroyo.

Dudas inexistenciales 3 – Héctor Ranea
¿Qué significa que musiqueen las estrellas?

Sonata para piano Op. 111 - Héctor Ranea
Beethoven baila su libertad con swing.


PARTE IX


Los dioses dan mucho que contar


549 a 566

El origen de las religiones - Saurio
—Dios no existe.
—Vamos a inventarlo.

El Demiurgo creó a Dios a su imagen y semejanza – Sergio Gaut vel Hartman
…Y con la séptima palabra descansó.

Dios rediseña el universo – Sergio Gaut vel Hartman
Compré una computadora; es otra cosa.

Dios necesitó seis días para hacer el universo y el séptimo descansó – Sergio Gaut vel Hartman
En seis días yo hago seiscientos.

El octavo día de Dios - Sergio Gaut vel Hartman
Los lunes odio tener que levantarme.

Qué dijo Dios cuando realizó el reparto de inteligencia entre las especies y de cómo el hombre resultó el más beneficiado - Daniel Frini
De tin marin de do pingüé.

Inescrutabilidades - Rafael Vázquez
Dios ignora por qué tiene ombligo.

Dios y sus errores - Esteban Moscarda
Cuando se equivocó el hombre despertaba.

Estos diez mandamientos se encierran en dos - Javier López
Dios descubrió la compresión de datos.

La última cena de Dios - Esteban Moscarda
Carne de antimateria y ensalada vacía.

Deseo ambiguo de un curita - Daniel Frini
Ansío verle la cara a Dios.

Dios ES el creador del Facebook - Miguel Dorelo
¿Acaso no veis como está funcionando?

Dios responde a mi pregunta ¿cuál es el sentido de la vida? - Daniel Frini
No tengo la más puta idea.

Dios responde a mi pregunta ¿cuál es el sentido de la vida? II - Daniel Frini
¿Yo qué sé? Buscá en Google.

Dios responde a mi pregunta ¿cuál es el sentido de la vida? III - Daniel Frini
¿Por qué los humanos preguntan tantas pelotudeces?

Dios responde a mi pregunta ¿cuál es el sentido de la vida? IV - Daniel Frini
Estoy ocupado. Por favor intente después.

Dios responde a mi pregunta ¿cuál es el sentido de la vida? V - Daniel Frini
tuu tuu tuu tuu tuu tuu ...

Dios responde a mi pregunta ¿cuál es el sentido de la vida? VI - Daniel Frini
Lucifer, atendé vos a este pelotudo.




567 a 591

Dios responde a mi pregunta ¿cuál es el sentido de la vida? VII - Daniel Frini & Carlos Feinstein
¿Están vivos? ¡Que asco! ¿Cómo sucedió?

La responsabilidad del Creador - Diego Martínez
Yo los hice. Ahora arréglense ustedes.

Trueque III – Esteban Moscarda
Cambio niño Jesús por oscuro anticristo.

Anticreación – Antonio J. Cebrián
Dijo Dios: “Hágase la nada absoluta”.

El diablo - Rafael Vázquez
Tiene una copia pirata de Dios.

Patología - Esteban Moscarda
Dios sufre de cáncer de universo.

Dios necesitó seis días y descansó - Sergio Gaut vel Hartman
Hago mundos de seis sin descansar.

Patología II - Esteban Moscarda
El universo tiene dolor de Dios.

Patología III - Esteban Moscarda
La Tierra es un grano divino.

Duda existencial - Esteban Moscarda
Entre crear un universo y dormir.

Duda existencial II - Esteban Moscarda
Entre crear humanos o desayunar vodka.

Insistencia – Héctor Ranea
—Jefe, no da.
...—Persevera, Big Bang.

Domingo siete – Oriana Pickmann
Seis días de trabajo. Creación incompleta.

Palabra bastante importante - Héctor Ranea
No creé el descanso para nada.

Otra palabra importante - Héctor Ranea
Shit! ¡Me descuidé!, llegó el domingo...

Un agente de Dios - Esteban Moscarda
Mi nombre es Bang, Big Bang.

Yo - Jomar Cristóbal
Dios, te miro y me veo.

Dios era un chapucero – Sergio Gaut vel Hartman
—Materiales malditos. Hice lo que pude.

El primer trabajo de Dios - Esteban Moscarda
Tenés una semana para crear algo.

La última cena de Dios – Esteban Moscarda
...—¿Qué comemos hoy?
—Un Big Crunch.

Un ángel a Dios - Esteban Moscarda
Sos un boludo: lo arruinaste todo.

Si Dios fuese... - Daniel Frini
... panadero: ¿habría trabajado el primer lunes?

Si Dios fuese... (II) - Daniel Frini & Antonio J. Cebrián
... Hostelero: ¿habría descansado el Domingo?

Si Dios fuese... (III) - Daniel Frini & Saurio
... peluquero: ¿la homosexualidad sería pecado mortal?

Si Dios fuese... (IV) - Daniel Frini & Antonio J. Cebrián
... Mujer: ¿machismo sería un movimiento libertario?


PARTE X


Tratado de Mitología en seis palabras


592 a 601

El aprieto de Penélope – Sergio Gaut vel Hartman
—¡Mi marido! ¡Metete en el placard!

Troya - Sergio Gaut vel Hartman
¿Un caballo de ajedrez? No parece.

Mitologías - Rafael Vázquez
Las musas tienen fases: creciente, menguante...

Nadie y su enemigo – Esteban Moscarda
Ulises no volvió. Lo mató Todos.

Hitler y Aquiles - Sergio Gaut vel Hartman
¿En qué guerra dice que peleó?

La duda de Ulises – Sergio Gaut vel Hartman
—¿Tejiste nada más que un pullóver?

El arrepentimiento de Paris – Sergio Gaut vel Hartman
—Macachendié: es una mina como todas.

El desasosiego de Helena I – Sergio Gaut vel Hartman
—Afrodita aseguró que Paris era diferente.

El desasosiego de Helena II – Sergio Gaut vel Hartman
—Paris es diferente, como aseguró Afrodita.

El regalo prometido - Esteban Moscarda
Qué lindos cuerpos, querida Parca mía.


PARTE XI


Anuncios y advertencias: seis son suficientes


602 a 619

Servicio de reparaciones Universal II - Sergio Gaut vel Hartman & Carlos Feinstein
Si internet falla, reclame por e-mail.

Clasificados para poetas. Servicios urgentes – Héctor Ranea
Se reciben poemas aún extremadamente adjetivados.

Clasificados para poetas. Ofrecidos (2) – Héctor Ranea
Modelos tamaño natural apto poesía erótica.

Clasificados para poetas. Ofrecidos (3) – Héctor Ranea
Exprimidor de cerebros para metáforas perdidas.

Clasificados para poetas. Ofrecidos (3) – Héctor Ranea
Metáforas no me quedan. ¿Quiere metonimias?

Ambigüedad – Antonio J. Cebrián
Anuncio de un embalsamador: “vendo momias”.

Rinconcito del ateo. Ofertas y saldos - Héctor Ranea
Ídolos de ningún dios, para vos.

Rinconcito del ateo. 2 Saldos - Héctor Ranea
Remanente rosarios para orar a nadie.

Rinconcito del ateo. 3 Convocatoria - Héctor Ranea
Acompáñanos a no orar a ninguno.

Anuncio clasificado pletórico de sarcasmo - Carmen Carrillo
Solicito escritores con ganas de trabajar.

Respuesta al clasificado - Diego Martínez
Somos escritores porque despreciamos el trabajo.

"Respuesta al clasificado II", o "Lo perverso del trabajo"- Diego Martínez
Algo tan malo que deben pagarte.

Pedro Belushi
Busco genio que alquile su lampara.

Poesía - Rafael Vázquez
Se alquila este espacio para publicidad.

Mensaje de texto para poner los pelos de punta - Daniel Frini
No me llames. He muerto ayer.

Clasificados. Disimulen, chicas - Héctor Ranea
Paseamos tu marido, dulces maestras experimentadas.

Se solicita personal de servicio con cama adentro - Sergio Gaut vel Hartman
Sus vísceras pasaban el día durmiendo.

Advertencia - Camilo Fernandez
Si volvés a tocarla, te mato.




620 a 642

Operador incrédulo - María del Pilar Jorge
3467: la característica recibida es inexistente.

Notas de un suicida IV - Esteban Moscarda
Ahora vuelvo: me voy a matar.

Telegrama I - Daniel Frini
Explotó bomba. Mil kilotones. Estamos muertos.

Telegrama II - Daniel Frini
Cayó meteorito. Invierno global. Nos extinguimos.

Trueque II – Esteban Moscarda
Cambio pradera limpia por asquerosa ciudad.

Trueque V – Esteban Moscarda
Cambio Jardín pétreo por jardinero fiel.

Trueque VI – Esteban Moscarda
Cambio payaso triste por contador feliz.

Trueque VII - Esteban Moscarda
Cambio cuento contado por canto cantado.

Corresponsal de guerra – Guillermo Vidal
—Dice mamá que mandes la plata.

Maldición – Guillermo Rossini
“No quiero verte más”. Y encegueció.

Señor Juez – Guillermo Rossini
La decisión ya estaba tomada. Bang.

Servicio de reparaciones Universal – Sergio Gaut vel Hartman
En caso de desperfectos marque 3467.

Espejito espejito... - Fernando Puga
¡Te voy a romper la cara!

Transfusión paradojal - Héctor Ranea
Recibí sangre de vampiro. ¡Quiero más!

Titulares extraños - Héctor Ranea
Detienen al vampiro que donó sangre.

Principio de Arquímedes – Guillermo Vidal
Siempre veo el vaso medio lleno.

Absurdo VII - Esteban Moscarda
Un porro se fuma un hippie.

Trueque IX - Esteban Moscarda
Cambio manzanas solares por maquinarias alegres.

Trueque X - Esteban Moscarda
Cambio camino caminado por caminante caminador.

Trueque XI - Esteban Moscarda
Cambio un Hegel por un Feinmann.

Telegrama desde El Tirol – Javier López
Murió el abuelito. Heidi sigue animada.

Inexorable - Guillermo Rossini
"Vendo futuro incierto y muerte segura"

Reclamo - Sebastiàn Chilano
Sea educado. Complete formulario. Sonría, feliz.


PARTE XII


El inevitable dinosaurio en formato hexagonal


643 a 655

Las microficciones de la prehistoria IV – Sergio Gaut vel Hartman
En el Jurásico no había microficciones.

El plagio de Kafka - Sergio Gaut Vel Hartman
Cuando despertó el escarabajo seguía allí.

Cuando despertó, el dinosaurio todavía estaba allí - Rafael Vázquez
Las lámparas de petróleo producían alucinaciones.

El segundo relato más corto - J. Javier Arnau
El último dinosaurio rugió... y murió.

Monterroso lee a Monterroso - Rafael Vázquez
¿Quién borró el resto del cuento?

Recuerdos terciarios - Javier López
Los helechos aún sueñan con dinosaurios.

Robo en el Museo Arqueológico – Javier López
Cuando despertó, el dinosaurio no estaba.

Clasificados para poetas. Ofrecidos – Héctor Ranea
Dinosaurios para despertar poetas se alquilan.

Absurdo VI - Esteban Moscarda
Cuando despertó Dinosaurio bomberos quemaban libros.

Fobia - Sergio Gaut vel Hartman
Noé extinguió a los dinosaurios deliberadamente.

Las microficciones de la prehistoria V – Sergio Gaut vel Hartman
Cuando despertó el dinosaurio estaba extinguiéndose.

Música paleontológica – Héctor Ranea
Los dinosaurios fósiles cantan canciones cristalizadas.

Trueque VIII - Esteban Moscarda
Cambio dinosaurio vivo por ruido atronador.


PARTE XIII


La maldición del seis continuará presente


656 a 666

Desmentida oficial – Sergio Gaut vel Hartman
No existen cuentos de seis palabras.

Seis palabras inútiles – Sergio Gaut vel Hartman
Son las que no cuentan nada.

La brevedad mata – Sergio Gaut vel Hartman
¿Qué se dice con seis palabras?

El odontólogo usa sólo seis palabras para dejarte con la boca abierta – Sergio Gaut vel Hartman
—La corona costará tres mil pesos.

El número de la Bestia - Diego Martínez
Pensé que me llamaban... ¡Tantos seis!

El undécimo mandamiento - Sergio Gaut vel Hartman
No escribirás cuentos de seis palabras.

Comunicado oficial - Javier López
Agotamos las minificciones de seis palabras.

Entre guapos – Sergio Gaut vel Hartman
—¡Mida sus palabras!
...—¡Sólo son seis!

Las microficciones de la prehistoria III – Sergio Gaut vel Hartman
Noé construyó seis arcas; cinco naufragaron.

El final de la posesión – Javier López
¡Basta de escribir micros de seis!

El rebelde sin causa - Héctor Ranea
Nada. ¡Sigo escribiendo micros de seis!



Ilustración de cabecera: "Paisaje infernal", obra de un copista de El Bosco.

Fragmentos de: Leonid Afremov, Sandro Botticelli, Paul Klee, Erik Harry Johannessen, Gustav Klimt, Henri Edmond, Gaston Duchamp, Pablo Picasso, Kees van Dongen, Henri Rousseau, Arshile Gorky, Max Ernst, Marc Chagall, William Morris, Joan Miró, Jackson Pollock, René Magritte, Salvador Dalí, Yves Tanguy, Xul Solar, Emilio Pettoruti, Jakob Weidemann, Rafal Olbinski.

Otras imágenes: DeviantArt "Oriental Pages" de Malikanas, "Les Fleurs" de Zachary Brown, Papiros del "Libro de los Muertos", Estampas de decoración tradicional japonesa.

6 comentarios:

El Titán dijo...

Para decirlo de una: esta vez no puedo elegir. Me gustaron todas, algunas me hicieron reír muchísimo y otras me hicieron pensar e, incluso, me inspiraron otras micro-ficciones...
Como ya lo dije, felicitaciones a todos y a quien posteó esta maravilla...

Ogui dijo...

UNO: Impresionante el trabajo colectivo. Sorprende.
DOS: Estupendo el trabajo de Javier compilándolos (sé en qué formato les llegaron así que me imagino toda la operación y me sorprende).
TRES: Geniales las ilustraciones, la búsqueda, el tono. Buenísimo el toque de color.
En suma: ¡Suma cum laude, Javier y Heliconia!

Manuel dijo...

Soberbia selección de soberbios textos de seis palabras.Enhorabuena Javi . Un placer leerlos y expandir la mente a tantas sugerencias, tantas inquietudes, tantas sugerencias de posiblidades e imposibilidades imaginación. Me los voy a a descargar y degustarlos como se merecen, a pequeños sorbos, agitándolos en la conciencia para esas gotitas de lucidez tan sabiamente expresadas.
Cordiales saludos insulares.

Salemo dijo...

-¿Que podría decir de esto en seis palabras que reflejara lo que siento en este preciso instante, eh?- Miguel Dorelo
Un trabajo estupendo de Javier López.

Javi dijo...

Esta idea comenzó en 2009, cuando se pusieron de moda las series de seis en varios lugares. Incluso se creó un "Club seis" en Facebook, en el que muchos de nosotros participamos, también publicamos una serie en Ficcionario, y los amigos heliconios produjeron un montón de Ráfagas con ese tamaño.
Ahora la idea se concretó, y de veras mereció la pena la espera, porque el nivel alcanzado y la increíble producción de casi 800 Ráfagas para esta serie, han sido todo un hito.
Lo demás fue fácil, ponerle cariño y dedicación a algo que merecía mucho la pena, y agarrar un poco de la inspiración que la propia lectura me transmitió.
Y lo mejor de todo, del resultado, es sentir que han servido, como todas las publicaciones heliconias, como punto de encuentro entre buenos amigos que sabéis disfrutar de las letras, sean grandes o pequeñas, y de un rato de charla alrededor de ellas.
Gracia a todos por hacerlo, un abrazo.

Nanim dijo...

Comentario número 6.