lunes, 7 de septiembre de 2009

Los diez parpadeos favoritos de Javier López

Arthur Rackham: "Alicia en el país de las maravillas"


La realidad es siempre un accidente – Carmen Carrillo & Sergio Gaut vel Hartman

Testarudo personaje de novela, no escuché a los que me decían que sólo existo en la ficción… y aquí me tienen, hospitalizado tras chocar contra un hecho.

Saurio
Yo soy adicto a mi cuerpo. Si no lo tengo, me muero.

Messenger - Susana Duré
Al séptimo día, se mostró como "No conectado".

Pasaje – Sergio Gaut vel Hartman
Encontrar la forma de pasar de un universo a otro no siempre tiene recompensa; uno puede caer en el nuestro.

Rafael Vázquez
Sin expedientes ni informes médicos, Jesús amputó al leproso la pierna equivocada.

Egos - Miguel Dorelo
—No, no, de ninguna manera; no podés ser parte de nuestro grupo de escritores.
—¿Pero, por qué no?
—Te falta personalidad, quererte un poco más, mimetizarte con nosotros.
Cabizbajo, Narciso se retira.

Dijo la piedra - Nanim Rekacz
Me reconozco con espíritu aventurero, capacidad de asombro y aburrimiento fácil.

Oriana Pickmann
El futuro imperfecto del verbo amar tiene el teléfono de algunos abogados en su agenda.

Veredicto - Antonio J. Cebrián
El juez golpeó con el mazo sobre la mesa y dijo: —De la acusación de no ser culpable, yo le declaro inocente… Por lo cual dispongo que se le libere de la privación de cautividad.

Mi casa nueva - Daniel Frini
Lindo el ranchito. Viga central del ojo propio, techo de paja de ojos ajenos.

11 comentarios:

bailonvuela dijo...

Exquisita selección :) Impecables relatos. Para conservarse, sin duda cada uno de ellos.

Ogui dijo...

Muy buenas!!

Salemo dijo...

Muy buenos, Javi, salvo el de Dorelo, que no lo entendí.

MARIA FABIANA CALDERARI dijo...

MUY BUENOS.
SALUDOS CORDIALES

Daniel Frini dijo...

Muy buenos, Javier. Y gracias por considerarme.

Javi dijo...

Gracias a todos, y los que estáis merecéis sin duda estar ahí, también otros, pero sólo cabían diez.
Dorelo, yo tampoco lo entendí. Por eso mismo lo publiqué, a ver si alguien podía explicármelo, jeje.
Un abrazo a todos.

Esteban Dublín dijo...

La realidad siempre es un accidente y Egos son dos parpadeos exquisitos.

Salemo dijo...

Gracias Esteban por el elogio. Es un honor para mi. Salemo es Dorelo, desde ya.

Ogui dijo...

No sé con cuál quedarme: el ingenio rural de Frini me puede, pero la accidentada vida de un peón de novela de Gaut es una joyita. Ni qué decir del labriego de Duré o el adicto Saurio que marcará un hito en la historia con su adicción materialista casi dialéctica (de hecho, el cuerpo es adicto a Saurio casi en un reflejo hegeliano). No paro de reirme con el chambón de Jesús o con los egos de Narciso que no alcanzan de Dorelo asociado con su alter ego, como si fueran pocos los de Dorelo... No quiero olvidar porque son inolvidables el Veredicto de Cebrián, con su impecable factura y su soporte legislativo, mientras Oriana también incursiona en los laberintos del lenguaje del amor y el contradictorio de Rékacz que rasguña las piedras. Pero el de Gaut sobre la conexión de los universos es la angustia existencial llevada a las ecuaciones de la física. Caer en nuestro universo es fatal, aunque los demás sean soporte de éste...
Magnífico muchachos, sigan así. Y Oriana, te felicito...

Nanim dijo...

Algunos comerciantes venden docenas de catorce al mismo precio, tal vez nosotros podamos elegir decenas de veinte o algo así...

ger dijo...

Esta selección resonó en mí de una manera especial... me gustaron muchoooo todosssss!
Pero para este sábado me quedo con el de Sergio, me genera cierto vértigo necesario...
Gracias por compartirlos!
Un abrazo
Ger