domingo, 28 de septiembre de 2008

28 ráfagas del 28 de septiembre de 2008


Viernes a la siesta - Rogelio Ramos Signes
Tienes que ser puntual, Jesús. Recuerda que vas a empezar a sufrir por todos nosotros, y a la gente no le gusta esperar.

¡No a la discriminación! - Miguel Dorelo
Realmente creo que todas las personas son iguales; sobre todo los japoneses…y los chinos también.

Desde las alturas - Roxana Heise
Adios, me dijiste desde las alturas y extendiste tus alas. Amor... ¿cómo te fuiste a estrellar contra los acantilados?

Francisco Tario
Extirpar el subconsciente. He aquí la intervención quirúrgica del futuro.

La misma historia de siempre - Alejandro Bentivoglio
Era un cuento corto que empezaba por el final, a modo de desengaño y que luego llegaba al principio, a modo de decepción.

Trabajo temporal - Magnus Dagon
Lo que pocos saben de Jesús es que montó un negocio de milagros a domicilio. Lázaro fue su primer cliente.

Ángeles del asfalto – José Luis Vasconcelos
Cuando la ciudad dormita, surgen de las alcantarillas niños de cara sucia que iluminan, con el ir y venir de sus alas blanquísimas, a los armadillos que avanzamos a tientas por nuestras pesadillas.

Cibersaurio - Ricardo Bernal
Cuando Monterroso encendió la PC, el virus todavía estaba ahí.

Augusto Monterroso
Poeta: no regales tu libro, destrúyelo tú mismo.

Patito feo - Angela Schnoor 
Definitivamente, ¡continuaba sintiéndose pato!

Gótica II– Cristian Mitelman
¿Es él? Pasaron tantos años. Yo cerré sus ojos.

Javier López
El lingüista tenía sueños llenos de metáforas, sinonimias y polisemias.

José Luis Zárate González
Los elfos son seres pequeños y mágicos y si te descuidas uno puede terminar bajo tu zapato.

Metanoia - Guillermo Vidal
La princesa había conseguido deshacer el hechizo. El sapo inmediatamente se transformó en un mono. 
—¡Dijiste que eras un rey!—se quejó ella.
—Lo soy, el rey de los monos.

A primera vista - Poli Délano
Verse y amarse locamente fue una sola cosa. Ella tenía los colmillos largos y afilados. Él tenía la piel blanda y suave: estaban hechos el uno para el otro.

Navegación - Susana Duré
—Perdón Señor, pero sin wi-fi, no me embarco —reclamó Noé.

Deconstrucción - Maria Cristina Rolnik
Cuando muere un anciano, en la vereda aparece una nueva grieta.

Retrato - Jacinto Deleble Garea
Las manos de su imágen desperezándose, pintadas directamente en la pared de la galería, sobresalían del marco.

El suicida, indeciso… - José Vicente Ortuño 
…dudó unos instantes ante el abismo, luego dio un paso...

Paisaje - Lucía Coria
-¿Momias incaicas?
-No. Conductores inexpertos.

José Luis Zárate
Las médium empiezan a dar mensajes de 140 caracteres o menos.

Variaciones sobre un tema de Monterroso VIII – Daniel Frini
Cuando despertó, el dinosaurio seguía allí. Gritó del susto. Lo despidieron. Un guardia de museo no puede dormirse en su puesto de trabajo.

Código samurai - Patricia Kieffer
Nunca concedió perdón. Tampoco lo haría ahora. Se sacrificó.

Jinete - Ednodio Quintero:
En mi pueblo había un loco inofensivo que montaba un caballo de palo. Una noche pasó una bruja montada en su escoba. El loco clavó las espuelas a su caballo. Nunca más supimos del jinete.

Susto - Héctor Ranea
Cuando desperté, yo todavía estaba ahí.

Cambio de rumbo - Claudio Amodeo
Aceleramos partículas y no logramos nada. Ahora probaremos desacelerando.

Reportajes perdidos 2 - Sergio Gaut vel Hartman
Paris Soir, junio 18, 1815.
—¿Cómo ve el encuentro, emperador?
—Con optimismo. Atacaremos desde el comienzo. Es un adversario difícil, pero trabajamos intensamente durante la semana y nuestros artilleros están muy afilados.

El principio de una disputa doméstica - Jorge Martín 
—¡Eureka!, lo encontré.
—No sé qué habrás encontrado, querido, pero me dejaste el baño hecho un asco. Y mejor te pones algo que ya no eres un Adonis.

1 comentario:

Jacinto Deleble dijo...

***




¡Muy bien la Metanoia y el susto!

Antes que parpadeos, verdaderos guiños de complicidad.





***