domingo, 9 de febrero de 2014

Cuando las ráfagas se juntan son un temporal (de Abducidores de cuentos) - Autores Varios




5 - Toda una vida - Mario Cesar Lamique
Donde hubo vida, cenizas quedan.

6 - Afinidades - María Ofelia Ceballos
Compartir la escritura y algún amor.

7 - Amor ecológico - Héctor Ugalde
Me reusó, me redujo y me recicló.

8 – Ausentes - Ana Caliyuri
En donde hay vacuidad alguna vez hubo vida.

8 - Reflexión - Héctor García
"!zuL al esagáH¡" Y la Luz se hizo.

8 - Maternidad - José Manuel Ortiz Soto
Para parir, los libros se abren de pastas.

8 - Deja Vu del futuro - Héctor Ugalde
Volví a acordarme de la amnesia que tendré.

9 - Oficio sin formato - Héctor García
No le alcanzaban los textos para justificar sus subrayados.

9 - Subasta de sueños - Héctor Ugalde
Aquella oveja subastó sus contados sueños ¡al mejor pastor!

9 - Breve cuento de hadas - Héctor Ugalde
Hubo una vez que creímos vivir felices para siempre...

9 — La magia de Lovecraft — Cristian Cano
¡Mis monstruos te van a perseguir de por vida!

10 - ¡Ay amor! - Héctor Ugalde
¡Halla amor! ¡Allá amor! ¡Ahí amor! ¡Ay amor! ¡Hay amor!

10 - TeleApatía - Héctor Ugalde
Puedo leer las mentes, pero me aburren las malas historias.

10 — Acción — Cristian Cano
El viento tironea del árbol porque odia ser un fugitivo.

10 — La equivocación — Cristian Cano
Superman desesperó al desabotonar su camisa y descubrir su pijama.

10 - Escritor de microficciones – María del Pilar Jorge
Trabaja como un joyero, engarzando palabras preciosas en oraciones mágicas.

11 - ¿Espero a que votes? - Héctor Ranea
Cuando votás a la tijera no te quejes si amanecés castrado.

11 - Sorpresa – Ana Caliyuri
Lo remoto es la brisa desconocida sobre aquello que considerábamos cotidiano.

12 - Embate IV - Ana Caliyuri
Es factible, hacer del arte un lucero, aún en tiempos de oscuridad.

12 - Embate III - Ana Caliyuri
Es tan libre en el vuelo, tanto, que los dogmas no aletean.

12 — Mensajes de texto en el fin del mundo
Cristian Cano La palabra se deteriora. No puedo pensar. Quiero decir. Desconozco. A dios.

12 – Reacción – Ana Caliyuri
El árbol se ciñe al viento para ser errante por primera vez.

13 - Líneas de expresión - Hector Ugalde
¡Qué __rbara! ¡Incr___le! ¡Mara____osa! ¡Esta crema sí que borra las líneas de expresión!

13 - Ferretería - Héctor Ranea
Si te acostás con un bulón al amanecer fijate en tus roscas internas.

13 - Puteada – Esteban Moscarda
 Gracias por todo universo hecho de mierda. Sos el destino de los perdedores.

14 - En el futuro de un planeta – Esteban Moscarda
El único habitante de la ciudad era el viento. Y nos expulsó con odio.

14 - Los personajes y yo – Ana Caliyuri
Cuando creí que ellos habían dominado la historia fui yo quien firmó el final.

14 - Ojos color del tiempo - Héctor Ranea
Al que no quiere ver es al ñudo que le hagas abrir los ojos.

14 — La juventud de René Descartes — Cristian Cano
René, ¿por qué nos detiene la policía? —Porque se toman todo muy a pecho.

14 - Embate - Ana Caliyuri
Estos tiempos, agitan ombligos poéticos, pero no hay madre poema que resista tamaño embate.

14 - Nada que ver - Héctor Ugalde
Aquel ciego descansaba la vista siempre que se cansaba de ver siempre lo mismo.

15 – El ser - Raquel Sequeiro
Tenía tanta prisa que cuando se hizo se deshizo y tuvo que volver a deshacerse.

16 - Intertextualidad no escrita - Héctor Ugalde
La Tía Julia se fue con el Coronel. Ahora el Escribidor no tiene quien le escriba.

16 - Estadio de fútbol peruano - Benjamín Román Abram
Insultos, escupitajos, metidas de mano a las féminas, así, por algún lado se mueve una pelota.

16 - Fernando Andrés Puga
Tanto confiaba en él que firmó sin titubear. La devolvió la marea cuando salió la luna.

16 – Complejo - Ana Caliyuri
El mundo es complejo, no obstante ello, el ser humano ha sobrevivido, caóticamente, por sus simplezas.

16 - Sin título - Fernando Andrés Puga
Tanto confiaba en él que firmó sin titubear. La devolvió la marea cuando salió la luna.

16 - Detrás de mi muerte - Benjamín Román Abram
Un cartucho 9mm, de punta redonda y hueca. Un revólver Taurus, 24/7 negro metálico...Mi mano sudorosa.

17 - Cuento tan cortito - Héctor Ugalde
Había una vez un cuento tan cortito que vivieron felices para siempre tan sólo por un ratito.

17 - Sin retorno - Fernando Andrés Puga
Pasó la noche errando por paraísos artificiales. Al regresar, aún le dolía. Volvió a aumentar la dosis.

17 – Montaña... Ruleta... - Virginia Cortés
“Montaña Rusa te dije. MONTAÑA rusa!!!” protesta el alma del amigo conforme se aleja hacia la luz.

17 - Bolero - Fernando Andrés Puga
A tu pedido, Cronos perpetuó la noche. Cuando lo noté, huí de tu lado. Yo quería amanecer.

17 - Gul - Sergio Fabián Salinas Sixtos
—Tengo miedo de ti —dijo la niña. —¿Por qué habrías de temer? —preguntó el demonio necrófago sonriendo.

17 - RECONOCER RADAR - Héctor Ugalde
Dicen que hay mensajes ocultos en muchos textos sí los lees al revés. Especialmente en los palíndromos.

18 — Órdenes para ser un dios — Cristian Cano
Comprar un cuaderno y una lapicera. Olvidarse de todo lo conocido. Inventar un universo que termine por dominarnos.

18 - Vampiro zombi - Benjamín Román Abram
Tú le clavas la daga en el corazón y tú lo terminas con una bala en la cabeza.

18 - Huída - Ana Caliyuri
Cuando descubrió que las melodías de los dos sonaban acordes , prefirió huir de si. Aún es errante.

18 - Romántica pereza - Fernando Andrés Puga
 ¿Y si al abrir los ojos ya no estás a mi lado? ¡Qué buena excusa para no despertar!

18 - Actualización - Benjamín Benjamín Román Abram
3:1-70 Aquel de ustedes que esté libre de pecado, que lance el primer misil guiado.

19 - Cuando llega el alba - Héctor Ranea
Si te acostás con la trompeta que no te sorprenda que tu cuerpo termine en un do bastante estridente.

19 - Sin saber el miedo - Sergio Fabián Salinas Sixtos
Juan sin Miedo tenía un secreto —del alma—, por el cual era capaz de matar: temía a la oscuridad.

19 - Falaz – Ana Caliyuri
El espacio, se llenó de dudas, cuando la duda inclinó la balanza a los pies de una falaz certeza.

19 - Embate II - Ana Caliyuri
Todos los tiempos han sido,son y serán de soledad existencial, no obstante ello, éste tiempo es de colectiva soledad.

19 - Gourmet - Sergio Fabián Salinas Sixtos
Comía delicatessen mecido por un Merlot y los sesos a la mantequilla de su amada era la mejor parte.

20 - Inocencia - Silvia Milos
Me das un beso y cierro los ojos -dijo el vampiro. Si muero cuando me besas, mírame caer-respondió la niña.

21 - Polinización - Ana Caliyuri
Las flores esperaban un singular rocío, pero, las abejas con su duda eterna , se posaban aprisa de flor en flor.

21 - Reflexiones de Mínimo Chancleto para sus hijas: Ida y Vuelta. 1 - Héctor Ranea
La vida apurada es media vida. Primero, porque no se la aprovecha y segundo porque se equivocarán y tendrán que rehacerla.

21 - Rebeldía efímera - José Manuel Ortiz Soto
Era un pez que nunca se sintió como pez en el agua; su danza en el anzuelo fue una satisfacción pasajera.

21 - Informado - Sergio Fabián Salinas Sixtos
Decidió trabajar en ese panteón como sepulturero, sabía de buena fuente, que los muertos de ese lugar no eran nada rijosos.

21 - Recomendación - Sergio Fabián Salinas Sixtos
 —Evita pasar por el panteón, si tienes una herida abierta.
—¿Por qué?
—La sangre y la pus, atraen a los muertos.

21 – La magia de las microficciones – María del Pilar Jorge
Microficción: misterioso resumen de una vida, encriptada en un momento, en un instante. Cualquier parecido con la magia es pura coincidencia.

21 - Una cita - Sergio Fabián Salinas Sixtos
Esperó a la muerte sentada y fumando. La muerte la tomó lentamente, besó sus labios y sustrajo su aliento muy despacio.

21 - Cuando - Héctor Ugalde
Cuando la adivina dijo la fecha de mi muerte caí en cuenta de que yo desde entonces era ya un fantasma.

21 - Ruleta rusa - Fernando Andrés Puga
Sin más que una muda de ropa en el morral y un billete en el bolsillo, cruzó el puente. Le alcanzó.

22 - Cuestión de cálculo - Sergio Fabián Salinas Sixtos
La tortuga odia correr contra Aquiles en una carrera infinitesimal; la tortuga sólo quiere comer lechuga y que la dejen en paz.

23 - Nadie mira - Sergio Fabián Salinas Sixtos
Un cuento zombie se coló en un cuento policíaco. En un breve instante: el detective, el sospechoso y la víctima ya comían cerebros.

23 - Cortesías y desCortesías - Héctor Ugalde
¡Qué le corten la cabeza! Ordenó la reina. Él sólo sonreía. ¡Qué le corten la sonrisa! El gato de Cheshire dejó de sonreír.

23 - Primera antología - Héctor Ugalde
Una vez reunidos los narradores, les dijo "Tengo una idea, ¿qué les parece sí las ponemos todas por escrito y la llamamos Biblia?".

24 - Bicho onírico - Sergio Fabián Salinas Sixtos
Soñó con una salamandra de fuego que roía su cerebro; un sueño recurrente. Una noche mientras dormía, el anfibio se asomó por el oído.

24 - La historia del amo y el esclavo - Sergio Fabián Salinas Sixtos
Yu tenía un esclavo muy viejo llamado Fai; al morir Fai, Yu decidió darle la libertad. Fai resucitó al siguiente día, libre al fin.

24 - Maná - Sergio Fabián Salinas Sixtos
Ya no había alimento y un ángel bajó del cielo para mostrarles el camino de la salvación; ellos se comieron primero las alas.

24 - Breve historia de los dinosaurios - Sergio Fabián Salinas Sixtos
—¿Por qué desaparecieron los dinosaurios? —No desaparecieron, están aquí. —¿Es eso posible? —Despierta y lo verás. Y cuando despertó...

24 - Tiempos escasos - Ana Caliyuri
Y comieron perdices, y comieron perdices… y otros pan y cebolla o agua y ajo: en todos los siglos ha habido escasez de empleo.

24 - Ouroboros canino - Héctor García
Los antiguos griegos veían al Ouroboros en el perro que se muerde la cola. Los actuales creen que este animal es un poco estúpido.

25 - La Maldiciòn - Silvia Milos
Un cachetazo fuerte sobre la mejilla no fue suficiente. Siempre recordaré como te odié por haberme cortado el flequillo. Y siempre te dolerá la mano.

26 - Dos desconocidos (Abuelas Plaza de Mayo) - Mario César Lamique
En la esquina están juntos abuela y nieto. Luego el semáforo mostró su color verde y ellos, como dos desconocidos, se cruzaron en la senda peatonal.

26 - Nocturno a Rosario - Héctor Ugalde
Tomé el tren nocturno a Rosario. Entre cabeceos y sueños, la noche me inspira unos hermosos y extraordinarios versos de amor. Lo malo es que mi esposa no se llama Rosario.

27 - Vestida de azúcar - Sergio Fabián Salinas Sixtos
—Vi a mamá. —Cierra la boca niña. —¡Es cierto abuela! Iba cantando y vestida de azúcar. —Tu mamá murió. La niña negó con la cabeza y sonrió.

27 - Errante - Sergio Fabián Salinas Sixtos
El monstruo bajo la cama aguardó en la oscuridad. Se comió al niño y a los padres; limpió todas las huellas de sangre y buscó otra cama.

27 - Recuerdos - Sergio Fabián Salinas Sixtos
 Escuchó voces distantes, pronunciar su nombre: —Manuel... Manuel... Recordó todas las sensaciones que experimentaba al escuchar su nombre, y una emoción de nostalgia se apoderó del cadáver.

28 - Leyes de la física-Sergio Fabián Salinas Sixtos
Nació protón y se comprometió con un neutrón con el fin de formar un átomo y clandestino por las noches atraía a un electrón.

28 - Microhorror - Sergio Fabián Salinas Sixtos
—No llores... —¡La gente muere por miles en las calles! —No temas; abrázame y cierra los ojos. El padre apuntó a la cabeza de la niña y disparó.

28 - Juramento - Sergio Fabián Salinas Sixtos
"Hasta que la muerte nos separe", juró la pareja recién casada. Ella descansa en paz en el panteón de Montmartre y él, yace en el fondo del mar.

29 - La invasión de los Muertos Vivientes se vio opacada - Héctor Ugalde
 La invasión de los Muertos Vivientes se vio opacada por la Resurrección de los Muertos. Los zombies se pelearon con los resurrectos para ver quienes eran los más vivos.

29 – Creación - Raquel Sequeiro
Lo he diluído en carbón, lo he pintado sobre la pared, lo he dejado hundido en su propio vómito, he disparado dos veces. Sigue insensible, indiferente ante mis ataques.

 29 — La complejidad humana — Cristian Cano
Las hormigas son felices. Las mariposas son felices. Los árboles son felices. La abejas, ¡dios mío, ¡cómo me gustaría ser una abeja e ignorar lo demás! Todo lo demás.

30 - Fobia - Sergio Fabián Salinas Sixtos
Tenía tanto miedo que decidió ya no salir de su casa. Un día, hombres extraños entraron a demoler la casa; no repararon en que ella era una de las paredes.

30 – Chismosa frustrada – Ada Inés Lerner
Aquella mujer se desesperaba por escuchar las conversaciones ajenas. En su última reencarnación pidió ser un insecto de audición superlativa. Al volver los tiempos habían cambiado, las comunicaciones eran telepáticas.

31 - Dieron las 12... (4) Destransformaciones... - Héctor Ugalde
Dieron las 12. El hechizo terminó. El vestido fue nuevamente andrajoso, la carroza, una vez más, calabaza, la resplandeciente muchacha fue otra vez Cenicienta; y el príncipe volvió a ser sapo...

32 - Había una vez que había una vez que había una vez que... - Héctor Ugalde
 Había una vez que había una vez que había una vez que... hasta que se desesperaron con el eterno inicio de nunca acabar y decidieron vivir felices, aunque no fuera para siempre.

32 - Me excita - Sergio Fabián Salinas Sixtos
 No negaré que me excita descubrir cómo me mira, la delicadeza de su tacto, las breves palabras que me acarician y el celo que manifiesta al embalsamar mi exánime cuerpo.

32 - Inconsciente - Silvia Milos
El dolor me obligó a mirarme el pecho, y ahí estaba. Pobremente escondido como un perro mostró sus dientes. No pude evitar acariciarlo, entonces, me comió las manos. Y dejé de escribir.

34 - muertas felices - Candela Robles Abalos
Hablaban de muerte todos los días desde la más tierna infancia. En sus últimos momentos recordaron aquellas tardes llenas de risas sádicas, y se fueron en paz, felices de no haber sido otra cosa.

36 - HI - 5 - Fernando Andrés Puga
No es mucho lo que veo a través del ojo de la cerradura, pero tu olor se filtra. ¡Qué no daría por lamerte con la velocidad de un molusco y oír tus balidos mientras te saboreo!

36 - Desamparo - Irma andersen
Ellos hablaban de mejores maestros, buena educación. Mi corazón presentía lo inevitable, debíamos, mis hermanos y yo cambiar de ciudad.¡Cuánto dolor! Alejarnos. Volvía de mi escuela y casi me atropella un gran camión: "Mudanzas."

37 - Partida de caza - Sergio Fabián Salinas Sixtos
El cazador de cabezas dio el tajo mortal, la cabeza rodó por el suelo. La tomó por el cabello y la levantó victorioso. Observó —como siempre lo hacía—, como la luz se escapaba por los ojos.

 37 - Cosas de palabras - Sergio Fabián Salinas Sixtos
Las palabras: giran, danzan, se empujan y revolotean entre ellas. Algunas chillan, maldicen y en un instante se borran. Otras se conocen y reconocen, y poco a poco se amalgaman y crean una historia.

37 - TeleApatía I - María Ofelia Ceballos
Sin embargo, las malas historias también tienen a veces algún atractivo. Una vez, caminando por la mente de una mujer joven, pude sentir su desazón, su tristeza. Su vida sin sobresaltos, rutinaria, casi despojada era una cárcel.

37 – Amistades terapéuticas – Héctor Ranea
Tengo un amigo que es mi contracara apolínea, otro que es más dionisíaco que yo, uno más surrealista que mis sueños y una amiga desnudista. Creo que tengo tantos amigos para ahorrarme la esquizofrenia que me acosa.

38 - TeleApatía II - María Ofelia Ceballos
Poco a poco invadí los lugares más recónditos de su cerebro, quise saber detalles, conocer intimidades, profundizar sus lejanías, acercarme a su soledad para alcanzar la sabiduría del ermitaño, para atrapar la reflexión silenciosa y convertirla en llama.

38 - Zapping - Héctor Ugalde
 Nacimiento. Desayuno. Escuela. Soledad. Escape. Amor. Empleo. Hambre. Horario. Matrimonio. Compras. Desempleo. Comida. Hijos. Rutina. Accidente. Divorcio. Enfermedad. Trabajo. Dolor. Tráfico. Cena. Dormir. ¡Y yo que sigo creyendo que tengo el control, aunque sea remoto, de mi vida!

39 - TeleApatía III - María Ofelia Ceballos
Y cuando por fin iba a lograrlo, me llegó inesperadamente el aburrimiento y quedé para siempre atrapado en los intersticios de una mente que ya no podía ser leída. Finalmente invadida, mi propia mente se convirtió en mi cárcel.

39 - Misterio en una sola palabra - Héctor Ranea
Escribió un excepcional cuento en una sola palabra: ALEHJROKVIACIA. Dejó un libro de cien páginas donde explicaba el contenido detallado de cada letra (que a su vez provenía de otro acrónimo complejo). El libro se perdió, queda el misterio.

41 - Soledad - María Ofelia Ceballos
Frente al escritorio la devoraba la ausencia. Luchó contra su debilidad, pero no pudo evitar que la lágrima dejara su huella pesada y salobre. Las ideas iniciaron su camino. Entonces, ella pidió: "átame los pensamientos para que las palabras guarden silencio".

42 - La relación de la lombriz - Mario Cesar Lamique
 A la ya famosa lombriz solitaria dejaron de llamarla así ,al menos sus contactos, justo en el momento en que comenzaron a llegar uno tras otro los “Me Gusta” a su nuevo cambio de estado, ahí se informaba que tenía una relación.

43 – Viajero – Luciano Doti
Tenía la sensación de estar frente a una versión más vieja de mí mismo. Un hermano tan mayor no podía tener, era cronológicamente imposible. Al fin habló él: —Vengo del futuro. Estamos bien. —¿Estamos? ¿Quiénes? —pregunté —Nosotros. O sea, yo, que soy vos.

46 – One piece - Raquel Sequeiro
El payaso miró la tarta, se la comió y dejó un trozo sobre la encimera. La tarta estaba de lo más disconforme; se cogió las faldas de su triangulado vestido y cambió de lugar, desde la mesa de los niños a los adultos con régimen B.

 47 — Fundamentos de una mentira — Cristian Cano
A veces le pifiamos al intentar revivir lo bueno del pasado porque las miserias más pobres también pueden dominar. Cantidad de personas se adaptan y sus intereses no son los que una vez fueron y es un despropósito luchar junto a lo que no vale la pena.

49 - El huracán Ingrid – José Luis Velarde
Los niños siempre esperan que no haya clases cuando un huracán se aproxima a una ciudad, pero la lluvia no se intensifica ni los vientos son más fuertes. Los niños entristecen al ver cómo el huracán Ingrid se transforma en discreta tormenta tropical. Soy maestro y comparto su desilusión.

49 - Vivir en el limbo - Sergio Fabián Salinas Sixtos
Tenía varias vidas gracias a: Cortázar, Bolaño y los libros imposibles de Borges. A veces era un cronopio pequeñito, un detective salvaje o se perdía en los laberintos de Babilonia. Al regresar a su vida ordinaria enfermaba y sólo unas gotas de literatura lo aliviaban.

49 - Amanecer - Paula Duncan
Los sonidos son palomas en el aire de una noche mágica, el aire huele a sándalo; la luna deja reflejos tornasolados sobre mi, las estrellas titilan en diferentes idiomas, el tiempo transcurre piel a piel; descubro que amanecer a tu lado, no es levantarse temprano; es no haber dormido…

 49 - Los huracanes no tienen palabra de honor – José Luis Velarde
Frase que desprestigió a los luchadores Huracán Ramírez y Ciclón Veloz, a pesar de que los nombres elegidos se referían más a la rapidez que a lo meteorológico. Empresarios, promotores y rivales famosos como El Santo, Blue Demon, Rubinsky y El Murciélago Velázquez se negaron a trabajar con ellos.

 49 - Bruja - Silvia Milos
¡Al río, que se ahogue! Ella se sumergió con las manos atadas, y en el fondo oscuro, con el agua entrando en sus pulmones dijo unas palabras. Ellos observaron un par de minutos la superficie y se rieron. –Nos equivocamos. Luego la turba los pisó. Las ratas traen peste.

49 - Batalla campal - Raquel Sequeiro
Sonó el timbre en la puerta. Llegaron dos muertos, un vivo y un zombi. Comencé a sospechar que era una encerrona. Di por terminado el cómic, borré los titulares. Hoy es de día y, me encuentro sitiado por completo. Intento llamar a mi editor, pero llueven dardos y chinchetas.

4 comentarios:

Cristian Mitelman dijo...

Todas me gustaron. Pero las del amigo Ugalde me arrancaron la cabeza. Abrazo.

Cristian Mitelman dijo...

Todas me gustaron, pero las del amigo Ugalde me arrancaron la cabeza. Abrazo.

Nélida Magdalena Gonzalez de Tapia dijo...

Me encantaron, los felicito. Un abrazo para todos ☼

Cristian Cano dijo...

¡Trabajo hermoso!