martes, 22 de marzo de 2011

Cuenta regresiva de varios autores 21



49 - Estrategias - Maria Elena Lorenzin 
En un apartado lugar de Australia un día comenzó a brotar pasto azul, tan azul que algunas sectas religiosas pronosticaron el final de los tiempos y hasta hubo una gran ola de suicidios. Lo bueno fue que el turismo subió a índices imprevisibles para esa árida región del planeta.

48 - Claustrofobia - Luisa Hurtado González
Pronto descubrió que sólo podría vivir aquí y ahora, que sólo existía el presente muriéndose a cada instante, que nada le producía más angustia que el paso de los segundos cerrados, herméticos e iguales. Quizás por eso eligió ser escritor, para poder vivir varias vidas en sólo una.

47 – Dulcinea - Jesús Ademir Morales Rojas 
El ingenioso hidalgo emerge desnudo y sangrante de entre la umbría floresta. Sonríe: por fin ha derrotado al enemigo por el que tanto sufrió. En algún lugar, Sancho permanece soñando su propio funeral. Rocinante asoma la cabeza por la ventana con los ojos en blanco; nos mira.

46 - Postal del Apocalipsis - Esteban Moscarda
El fin se acerca. Por fin conoceremos a nuestro padre. El cielo es un derrame de petróleo. El sol ya se enterró en su mugre. La luna intenta sujetarse pero cae. El fin llega y Dios aparece: ya era hora de recuperar este universo, dice riéndose.

45 - La conspiración – Nanim Rekacz
El día que se conocieron había sido preconfigurado en el cosmos: las constelaciones en el sitio preciso del universo, los astros alineados, y ambos sin expectativas alguna de hallar a alguien a quien amar y por quien ser amado. Y así fue. Pasaron desapercibidos mutuamente.

44 - Oferta - Diego Martín Eguiguren 
Ayer me dirigí hacia una joyería y me encontré con una oferta inmejorable, sin dudarlo compré el anillo de compromiso para mi pareja y, tal como me lo habían prometido, me entregaron un ataúd para mi corazón completamente gratis y sin uso de tarjeta.

43 – Cualquier cosa resultaste – Héctor Ranea
–No quiero ser ruin y hablarte como si yo tuviera todo claro –dijo el muchacho a la joven.
–¿Me estás dando el espiante, morocho? ¡Pero quién te creíste!
–Tu foto.
El tiro del final le entró por la garganta, salió por la foto.

42 - El escritor recobra su inspiración - José Enrique Serrano Expósito
El blanco inmaculado del papel sin letras deslumbraba a Jorge por enésima vez.
—¡Dios mío, no se me ocurre nada!, como ayer, como anteayer…
Cerró los ojos y escuchó su corazón; su pluma voló y llenó el papel con una hermosa historia.

41 - Omisión – Sergio Gaut vel Hartman
Empezó casi por casualidad: como sabía una decena de idiomas, algunos de ellos bastante exóticos, chateó con tailandesas, kurdas y lituanas delante de su esposa. Se excitaba muchísimo. No tuvo en cuenta que el lenguaje gestual se aprende en la cuna.

40 - Historia algo machista - Miguel Dorelo
—Me acabo de comprar una princesa inflable.
—Una muñeca, dirás.
—No. Una princesa. Se supone que si la besás se convierte en una mujer de verdad.
—Ah. ¿Y si no se convierte?
—Y…Habría que ver si no es una ventaja.

39 - Pacto - Rolando Revagliatti  
Alguien-Que-Mereciera-Llamarse-Lulú  conoció, sin procurarlo, a La-Muerte-Que-Te-Alcanza, en un crepúsculo del mil setecientos. Importa consignar que, esencialmente, a la primera le disgustó la segunda, mientras que la segunda simpatizó con la primera. Por completo de acuerdo, se arrancaron los ojos.

38 - Fantasmas – María del Pilar Jorge
En los días de lluvia, atrapados entre las nubes, llegan los fantasmas. Se deslizan, resbalan y penetran por los resquicios de las puertas, acosan las ventanas y golpean el alma con sus recuerdos acuosos hechos de sueños quebrados.

37 - Ante varios testigos – Sergio Gaut vel Hartman
—Los sorprendí en pleno acto sexual, señoría —dijo el agente del orden—; estaban haciéndolo delante de varias personas, algunos de ellos, niños.
—¡Digan sus nombres! —exclamó el juez con severidad.
—Aguja —dijo Aguja.
—Hilo —dijo Hilo.

36 - Amor sagrado, amor profano - Sebastián Chilano
Dios estaba aburrido. Y Adán más. Y para colmo tenían hambre.
—Pasame una costilla que prendo un fuego y en un rato comemos.
—¿Y no se te ocurre otra cosa para hacer con una costilla? —preguntó Adán.

35 - Meditación intrascendente - Héctor Ranea
El discípulo preguntó al maestro cómo pensar mientras las abejas trabajan en un parque florido.
—El deleite de la abeja es tu motor de búsqueda.
El discípulo no entendió absolutamente nada; lo buscaría en Internet.

34 - Mar Rojo - Fernando Puga
El tsunami arrasó con cientos de aldeas. Ese día las orillas se tiñeron con el color de la muerte.
—¡Gracias, Jehová! —exclama Moisés sobre el acantilado, feliz de haberse librado del ejército del faraón.

33 - Reflexiones de un guerrero - Claudia Gilman
Victorioso y sabiendo que el dios de los mares no le es propicio, Odiseo siente viva nostalgia por la aventura pasada y se pregunta si acaso no ha regresado a Itaca demasiado pronto.

32- Call center – Marcos Zocaro
Para conocer las diferentes comodidades del Cielo, marque la opción 1. Para presentar una declaración jurada con sus pecados, marque la opción 2. Para comunicarse directamente con Dios, muera y será atendido. Muchas gracias.

31- Lo que realmente importa - Miguel Dorelo
Si realmente quieres conocerme busca en mi interior, me dijo. Apenas enterré el cuchillo en su estómago comenzó a chillar como una marrana. No hay caso, nunca entenderé a las mujeres.

30 - La maldad de las cosas inanimadas III - Daniel Frini
El viento era sudeste; pero la veleta marcaba el norte. Cuando rotó al sur, la veleta marcó el noreste. Nunca pensó que pintar al gallo de rosa pudiera enojarlo tanto.

29 - Pinacoteca III: Técnica - Nuria C Botey 
Había encontrado la técnica ideal para pintar el viento: abría dos ventanas enfrentadas y dejaba que la corriente de aire depositara en el lienzo la pintura que él lanzaba.

28 - Revelación literaria – Marcos Zocaro
Según las malas lenguas de la filología, Franz Kafka sería uno de los heterónimos de Max Brod, quien a su vez tendría como alter ego a Gregor Samsa.

27 - Rafael Vázquez
Cuando le impuso las manos, el ciego pudo ver, pero advirtió que en todo se observaba una sutil huella dactilar. Es que Jesús acostumbraba firmar sus milagros.

26 - Griselda Frini
Vino en busca de asilo sentimental. Pidió un te amo, dos besos, tres caricias, cuatro miradas. Se llevó cuatro cachiporrazos, tres picanas, dos incomunicaciones, un arresto.

25 - Todo confuso – Ricardo Giorno
La mostaza resplandecía de importancia: ella coronaría el tentempié. Pero, a último momento, el dulce de leche la venció. Nunca confíes en panqueques.

24 - Pasión de alto voltaje – Sergio Gaut vel Hartman
—¡Cuando me penetra me electriza!
—¿Triple penetración, dijiste? ¡No te puedo creer!
—Triple —aseveró la tomacorriente sin dejar de pensar en su amado enchufe.

23 - Serie kafkiana III - Antonio Cruz
Samsa buscó en la guía un veterinario especialista en insectos. Como no encontró ninguno se tiró en la cama a esperar la muerte.

22 - Irrefutable - Carolina Fernández Gaitán
El hombre aseguraba haber hallado la piedra filosofal que otorga la inmortalidad. No hubo forma de objetarle, hasta el momento estaba vivo.

21 - Clamor de un caído - Daniel Frini
La lluvia lavó nuestros pecados. Todos y cada uno de ellos. Una pena. Antes, durante la sequía, todo era más divertido.

20 - Estación – Rafael Vázquez
El dispositivo escaneó cada hoja, cada tono café y ocre, cuando acabó de procesar los últimos, declararon digitalizado el otoño.

19 - Cucaracho - Marcelo Shulman
“CUCARACHO GIGANTE DEVORA EMPLEADO”  grita la placa roja de “Cósmica TV”.  Cámaras en la habitación de Samsa. Monstruoso bicho.

18 - Mentiras piadosas - Gi Aronson
Si nuestro cuerpo estuviese formado por un 70% de agua, entonces para bajar de peso bastaría con pincharnos.

17 - Evolución - Julio César Pérez Méndez
…y llegó el día en que el ratón hizo doble clic, con el omoplato izquierdo del hombre.

16 - La negación de la negación - Saurio
Por más que lo intento, no puedo escribir una ráfaga con una cantidad negativa de palabras.

15 - Identidad – Gabriela Baade
Juan Perez, no pudo soportarlo: se añadió nombres y apellidos hasta que le sonó bien.

14 - Verdades nobles - Odeen Rocha
—¿La princesa se convirtió en sapo?
—No, desde el principio era fea y resbalosa.

13 - Rafael Vázquez
Durante los parpadeos, soñamos sueños fugaces, inconscientes, de unas pocas décimas de segundo.

12 - Rafael Vázquez
Vino un viento tan fuerte que arrancó las plumas a los pájaros.

11 - Claudia Sánchez
No te quejes: Quise curarte de tanto desamor y terminé contagiándome.

10 - Gris - Javier López
Era tan triste que veía grises dentro de un caleidoscopio.

9 – Claudia Sánchez
La oscuridad conceptual no existe. Es una paradoja platónica.

8 - Pesadilla - Gerardo Sifuentes 
La serpiente soñó que le robaban los zapatos.

7 - Saurio
El autor de esta ráfaga no sabe contar.

6 - Claudio Leonel Siadore Gut
Tenemos seis palabras menos de vida.

5 - Poeta - José Manuel Ortiz Soto
Antes de dormir, contaba musas.

4 – El comienzo de una canción – Antonio J. Cebrián
–Un, dos, tres, cuatro…

3 - José Luis Zárate
El eco corregía.

2 - Últimas palabras de un moribundo perverso - Alejandra Vaca
¿Quieren saber?

1 – El párrafo más breve de la historia – Antonio J. Cebrián


0 - Secreto inconfesable - Marcos Zocaro




Ilustración: Salvador Dalí. "El fantasma del Vermeer de Delf cuál puede utiulizarse como a tabla"

3 comentarios:

Juan Romagnoli dijo...

Excelente ráfaga, la disfruté mucho, en especial la 20 de Rafael Vázquez, la 32 de Zocaro, la 37 de Sergio y la 45 de Nanim. Y las de Saurio, siempre ingeniosas. En general, muy buenas. Saludos.

Javi dijo...

Qué maravilla. Todas.
Si nombrara mis favoritas, haría una cuenta regresiva con 48 items. Así que me abstengo.

El Titán dijo...

Muy buenas...las he leído y releído!