viernes, 19 de diciembre de 2008

73 ráfagas del 19 de diciembre de 2008


Sherlock Holmes en una degustación de quesos - Saurio
—Emmenthal, mi querido Watson.

El simio de los cuatro - Saurio
—Por favor, Lord Greystoke, no insista. Usted sí Tarzán pero yo no Jane, yo Doctor Watson. Miss Porter huyó con Holmes el pasado septiembre, ¿recuerda?

Teatro de la crueldad – Saurio
Primer acto: Un ganso llama a una gansa.
Segundo acto: Un ganso llama a una gansa.
Tercer acto: Un ganso llama a una gansa.
¡Es la última vez que vengo a ver teatro experimental!

Saurio
De tanto buscar a la mujer cuyo pie calzara en la zapatilla de cristal el príncipe se volvió fetichista.

Marx jugando al ajedrez - Saurio
Peones del mundo, ¡uníos!

El ajedrez explicado a los niños - Saurio
—¿Por qué los alfiles se mueven en diagonal?
—Porque los curas jamás van derecho al asunto y siempre atacan oblicuamente.

Mensaje - Ricardo Bernal
Después de décadas de arduo trabajo, por fin los científicos lograron descifrar el mensaje del alienígena muerto: "BÉSENME LAS PATAS".

Sueño profundo - Ricardo Bernal
Quise despertar, pero no pude. Las palabras eran barcos a lo lejos.

A bordo de la nave madre - Ricardo Bernal
Abrimos la última compuerta: el cielo era verde.

José Luis Zárate
No escuchaba el eco, prefería saborearlo.

José Luis Zárate
El teléfono celular empezó la bipartición.

José Luis Zárate
Apresó al huracán en una botella. Le gusta sacar una gota de vez en cuanto para ver la tormenta en un vaso de agua.

Tu blog -José Luis Zárate
Leo que me abandonaste.

Escaparate - Javier López
No entendía bien el concepto de aquél escaparate, lleno de coches y gente pasando. ¿Sería una nueva campaña publicitaria agresiva? De repente me di cuenta: yo era el maniquí del escaparate.

Javier López
Hicieron una encuesta para consultar el sentido de la palabra "justicia". Hubo tan solo dos respuestas iguales.

Javier López
El bebé fantasma se despertó llorando. Soñaba con su mamá.

Javier López
Me da pánico cuando escucho a los políticos hablar con calma. Algo va mal.

Javier López
El hombrecillo verde me impuso una multa por exceso de velocidad.

Javier López
La proximidad de la estación seca le hizo buscar otra gasolinera.

Javier López
Mi media naranja murió ahogada en vodka.

Bíblica infantil - Guillermo Vidal
—Yo no fui. Fue él.
—Yo no hice nada.
—El la mordió primero.
—Calladitos la boca. Ahora en penitencia los dos se van del paraíso.

Costumbres - Guillermo Vidal
—¿Ves ese tipo?, se come las heces.
—Que bestia.
—Las letras no, las heces, ¿entendés?
—¡Oh! Que excéntrico.

Sin causa - Jorge Martín
Estoy seguro que sería un revolucionario exitoso si quedara algo contra de qué rebelarse.

Bondad - Jorge Martín
Soy tan bueno, nadie hay más convencido que yo. Los otros acuerdan en proporción a las ganancias.

La máquina de impedir - Jorge Martín
—Mama, ¿me compras…?
—No.
—Dale ma.
—Te dije que no.
—Cuando haya que elegir la mamá del año mi voto no va a ser positivo.

Vocación - Pablo Valle
—¿Qué es la vocación?
—Responder a un chistido que no era para uno.

Deseos - Pablo Valle
En la ex Alemania oriental comenzaron a estar de moda unas remeras que dicen “Que vuelva el muro”. Y atrás: “Pero dos metros más alto.”

Razones - Pablo Valle
Le di tantas, pero tantas razones para quedarse, y sin embargo se quedó.

Mentira histórica - Eduardo Gotthelf
En batalla singular, un ejército gigantesco fue vencido por el valor de un solo iluminado. Su resentido biógrafo, mutilado de guerra él mismo, en lugar de mencionar gigantes, consignó molinos.

Obediencia - José Luis Vasconcelos 
Aquella oración subordinada acató el imperativo mensaje del Divino Verbo; con un punto y aparte concluyó su existencia.

Cosecha - José Luis Vasconcelos
—Este año habrá buena cosecha —dijo la Muerte con cierta indiferencia y se fue regando con sangre los campos sembrados de cadáveres.

Bífida - José Luis Vasconcelos
—Me encantan Adán y Eva, pero más el vacío que se enrosca entre ellos —siseó la sierpe al árbol—, y pulió una manzana hasta transmutarla en minúsculo sol irresistible.

Graffitero - José Luis Vasconcelos
"La eternidad es la madre de todos los vicios", rezaba la leyenda recién pintada sobre el muro. Más allá, el Judío Errante —brocha en mano— se alistaba para continuar con sus pintas nocturnas.

Óptica - Héctor Ranea 
La luz que sale del arco iris viene del Sol, dijeron los sabios al emperador de China. Para el desayuno del día siguiente, tenía sus cabezas adornando el patio.

Óptica 2 - Héctor Ranea 
En el espejo a la mañana, nos vemos la parte de adelante como quien se mira de atrás. Por eso no somos eso que se refleja.

Parpadeo - Héctor Ranea 
Las estrellas, el reflejo de su luz en la superficie del mar, mis párpados que oscilan entre mirarte o ignorarte. Flotando boca abajo, como una medusa.

Mayólica - Héctor Ranea 
El pequeño fraile acomoda las esquirlas de las mayólicas de la parroquia incendiada. Al tiempo descubre que el tema era el incendio de Roma. Debe haber saltado una chispa.

Cuántica - Héctor Ranea 
Mientras cierro los ojos las estrellas de Orión forman una figura de una bailarina carioca. Al volver a abrirlos, ahí está el cazador, santo varón, como si nada. ¿Por qué no será al revés?

Cuántica 2 - Héctor Ranea 
La fragata está clavada en el mar por la calma chicha. De pronto, el mar sacude olas perceptibles sólo a las medusas. La fragata se desintegra en un bergantín, dos esquifes y algo de oleaje.

Óptica cuántica - Héctor Ranea
Las olas se atan entre ellas, no se sabe qué ola golpeó la playa o cuál vino del horizonte. En la orilla, los físicos mientras se bañan con naturaleza están tan aturdidos como las gaviotas.

Relatividad - Héctor Ranea
Explico a los estudiantes el camino que sigue un haz de luz en un ascensor que cae, cuando compruebo que estamos en ese ascensor. Los estudiantes deciden abandonarme. He llevado las cosas a un extremo impredecible.

Primer Contacto – Daniel Frini
—Sa-lu-dos, te-rrí-co-las —dijo el alienígena.
Los nativos los miraron con curiosidad un momento. Luego los ignoraron.
—Que-re-mos ha-blar con su lí-der.
Los otros siguieron pastando. Las manadas de triceratops del cretácico tardío no tienen líderes.

La Verdadera Razón o cómo se puede expresar en una sola palabra el método por el cual se encontró la forma de que las Legiones Celestiales consiguieran el Triunfo Final sobre las huestes satánicas del infierno - Daniel Frini
Casualidad.

Apollo XIII – Daniel Frini
—Houston, tenemos un problema —dijo el astronauta John Swigert—. Houston ¿me copia? —Desde hacía once minutos, trece segundos, cuando estalló el complejo Phoenix, no quedaba nadie en la Tierra que pudiera ayudar a la nave

Andrés Diplotti
"Vio D''s que la 2.0 era rentable, y puso orden en el caos."

Andrés Diplotti
Después de digitalizar, la obra "Las 1001 noches" se convirtió en "Las 9 noches".

Gabriella Campbell
No te preocupes por lo que la gente piense, no lo hacen muy a menudo.

Almizcle - Gabriella Campbell
Una de esas palabras que todo el mundo usa al escribir y que nadie sabe cómo huele.

Gabriella Campbell
Me pone nerviosa la gente que escucha. Será que no estoy acostumbrada.

Clasificados 4 - Gonzalo Geller
Planeta se alquila para morir en soledad.

Clasificados 5 - Gonzalo Geller
Aniquilación de extraterrestres a domicilio. Satisfacción garantizada.

Clasificados 6 - Gonzalo Geller
Busco suicida con ganas de experimentar. Indoloro.

Clasificados 7 - Gonzalo Geller
Visitante alienígena festeja su cumpleaños. Venir condimentado.

Juegos espaciales - Magnus Dagon
Durante la última lluvia de meteoritos descubrimos que eran de dos colores y tenían números de serie grabados.

Rayo de esperanza - Magnus Dagon
Las nubes cubrieron el cielo durante dos siglos. El día que vi el Sol fue el mejor de mi vida.

Aptitudes laborales - Magnus Dagon
Con el auge de la era espacial, los mimos fueron muy solicitados para incursiones al vacío cósmico.

Ateísmo desalmado - Magnus Dagon
Cuando Dios se nos mostró apareció con forma de aquel a quien más amáramos. Yo no vi nada en absoluto.

Tic tac - Magnus Dagon
Encontré un lugar en el desierto al que caían granos de arena del cielo. Me pregunté cuánto tiempo nos quedaba.

Guerra de ingenio - Magnus Dagon
Me vio manipular su copa y me hizo beber, sin saber que era el antídoto del veneno de la comida.

La sabiduría de los antepasados - Magnus Dagon
Empezamos a tomarnos en serio los mapamundis medievales cuando la serpiente marina hundió aquel buque en mitad del Océano Atlántico.

Al pelo - Olga A. de Linares 
Loco como una cabra, más sucio que palo de gallinero, ordinario como talón de oso, se bebía hasta el agua de los floreros, y todo le importaba un pepino. Pero se topó con Ocasión Lacalva y ahora vive como un príncipe.


Clase - Olga A. de Linares
El nuevo rico exigió que en su castillo hubiera fantasmas de abolengo. No quería que cualquier muerto de hambre recorriera sus propiedades.

Homeless - Olga A. de Linares
En el Cielo han decidido reservarse el derecho de admisión, y el Infierno está completo. A los nuevos muertos no les queda más remedio que vagar, fantasmales, por el mundo.

Proletario - Olga A. de Linares
Después de que la vieja mansión fuera demolida, a aquel fantasma tuvo que conseguir un empleo; hoy es asistente de una médium y se gana la muerte con toda dignidad.

El síndrome del avestruz - Beatriz Mingo
Era invisible, apenas hacía surco en la superficie de la realidad. Pero quiso mirar, y cuando abrió sus ojos todos pudieron verla.

Las mascotas de Edgar - Susana Duré
—¡Plutón! ¡Te comiste al cuervo!

Hurto gastronómico - Susana Duré
—¿Quién se ha llevado mi queso?
—Yo, Claudio.

Retoques digitales - Susana Duré 
El diseñador gráfico trataba de explicar en qué consistía su trabajo.
—¿Photoshop? ¿Qué es eso? —preguntó, curioso, Dorian Gray.

Despertar 13 - Sergio Gaut vel Hartman
Cuando despertó el vampiro seguía allí. Permaneció quieto y con los ojos cerrados hasta que amaneció.

Despertar 14 - Sergio Gaut vel Hartman
Al despertar vio una mujer monstruosa en su cama. Empezaron a gritar al unísono, mutuamente aterrados. Vino Monterroso y los hizo callar.

Despertar 15 - Sergio Gaut vel Hartman
Cuando despertó la crisis financiera mundial seguía allí, pero como no tenía ni un centavo que cuidar se volvió a dormir.

Despertar 16 - Sergio Gaut vel Hartman
Cuando despertó no había comida. El dinosaurio fue a la rotisería y regresó a las dos horas con medio Monterroso a las brasas. Como Monterroso no le gustaba se quedó con hambre.

Despertar 17 - Sergio Gaut vel Hartman
Cuando despertó le dieron ganas de salir de la cueva. Pero el dinosaurio parpadeó, lanzó un par de ráfagas candentes y Monterroso no lo defendió. Cerró los ojos y se volvió a dormir.

6 comentarios:

S. de Alva dijo...

MIS 5:

1- Retoques digitales - Susana Duré
2- Teatro de Crueldad - Saurio
3- Mensaje - Ricardo Bernal
4- Tormenta en un vaso - Zárate
5- Primer Contacto – Daniel Frini

Javi dijo...

En esta ocasión no voy a elegir favoritos. Solo saludar al Gran Jefe y darle la enhorabuena por su excelente trabajo en este mes de diciembre. Gracias Sergio por darnos nuestro -tan necesario- alimento.

Ogui dijo...

Con un fin de semana por delante, estas ráfagas pueden apaciguar un poco la temperatura... Felicitaciones!

Olga A. de Linares dijo...

Imposible elegir solo 5, solo 10, solo... una parte. ¡Demasiado excelentes!

Javi dijo...

Y ahora si me toca elegir, tras 1.827 atentas lecturas...
-Teatro de la Crueldad, de Saurio.
-Sueño Profundo, de Ricardo Bernal.
-Tu blog, de J.L. Zárate.
-Razones, de Pablo Valle.
-No te preocupes, Daniela Campbell.
Y una mención especial para el conjunto de los de Héctor, Magnus y Olga.
Y ahora que lo pienso, elegir favoritos entre estas magníficas Ráfagas, es una herejía. Pero ya lo hice.

María del Pilar dijo...

Muy buenas todas.