domingo, 14 de diciembre de 2008

71 parpadeos del 14 de diciembre de 2008


Paradoja - Beatriz Mingo
Ayer perdí un imperdible. Cuando el Universo empezó a colapsar intenté ignorarlo, pero la singularidad ya se ha tragado el sofá y me mira ladinamente desde su inevitabilidad cuántica.

Adriana Alarco de Zadra
Si los Incas hubiesen levantado el Muro de Berlín, este no se habría caído.

Despertar 8 – Sergio Gaut vel Hartman
Cuando despertó, el Príncipe Azul estaba allí, pero aunque le pareció bello supo de inmediato que no podría compararse a los ocho enanos trabajando al unísono.

Este lado de la moneda - Magnus Dagon
Un buen día, descubrí que aquel cuadro de un hombre que mata a varias mujeres es en realidad un espejo.

Conclusiones - Miguel Dorelo
—La vida es aquello que nos pasa cuando estamos haciendo planes sobre qué hacer —dice John.
—Y la muerte, suele sorprendernos cuando estamos decididos a llevarlos a la práctica —digo yo.

Andrés Diplotti
Es curioso cómo algunos exigen un "diseñador inteligente" mientras creen que las fuerzas ciegas del mercado regulan la economía.

Felicidad - Patricia Kieffer
Cuando se acostó, supo que había tenido un buen día.

Certeza - Héctor Ranea
Tenemos certeza de que el amigo murió sintiendo un intenso placer; en su mano sostenía una pluma blanca. Del lugar donde los ángeles tienen su sexo. En la espalda, justo en el engarce de las alas.

Autopsia - José Luis Zárate
Pinocho murió por combustión espontánea. 

Adivina, adivinanza - Jorge X. Antares
El doctor le dijo que le quedaban dos meses de vida. Esto le decidió a matar a uno de los hombres que más daño había hecho a la humanidad. Se dirigió hacia el Vaticano.

Javier López
Vivían en la más absoluta miseria. Un perro abandonado les llevaba la comida.

Sodoma – Daniel Frini
Yahvé dijo: “Abraham, destruiré la ciudad con fuego y azufre, Su pecado es muy grave e irreversible”. Abraham intercedió y Dios concedió: “No la destruiré si encuentras diez justos”. No los había. Buenos Aires fue arrasada.

Y comieron perdices - Beatriz Mingo
Ella le confesó que en realidad era un travesti. Él reconoció ser un fetichista de los zapatos. Pero nada importaba, el amor podría con el escándalo. Cenicienta y el Príncipe se casaron. 

Andrés Diplotti
Quisiera un mundo donde a la frase "me persiguen por mis creencias" se le pueda sacar "por mis creencias" y cause la misma indignación.

Despertar 9 – Sergio Gaut vel Hartman
Cuando despertó, por culpa de los ronquidos del dinosaurio, supo que Monterroso estuvo allí y olvidó desactivarlo.

Abandono - Miguel Dorelo
Las muy turras se han sindicalizado, pretenden cumplir un horario, descansar los fines de semana… y en estos momentos me han declarado un paro por tiempo indeterminado. Motivos suficientes para concluir estos parpadeos.

Odio - Patricia Kieffer
Lanzó el boomerang. Lo perdió de vista. Con una sonrisa triunfal, dio la vuelta. Un golpe en la nuca lo derribó.

José Luis Zárate
Sus múltiples personalidades se escribían emails.

Clasificados 1 - Gonzalo Geller
Paciente en coma vende fantasías eróticas memorables.

Javier López
El sol cada día, antes de salir, se echa una miradita en el espejo de la luna.

Toneles - Héctor Ranea
El dragón fue ultimado por alguien que se hace llamar san Jorge. Descubrió que el volátil tenía almacenados varios toneles de grasa de caballeros andantes, los cuales pensaba vender en el mercado negro de magia ídem.

Flower power I - Olga A. de Linares
Lo primero que hizo el viejo hippie al convertirse en fantasma, para escándalo de los veteranos, fue pintarle un sinfín de flores a su sábana. 

La banshee – Daniel Frini
El grito, lastimero, profundo y sostenido, sonó en el bosque anunciando la muerte de alguien en mi familia. Es raro. Maté a todos los míos hace diez años. Y no hay banshees en la Pampa.

Botox - Margarita Saona
Cuando sus subordinados se le sublevan y sus superiores no la saludan, apura una nueva inyección con la esperanza de alisar las viejas heridas.

Javier López
Cuando escribió su autobiografía, se dio cuenta de que toda su vida había sido un canalla.

Luz peligrosa - Beatriz Mingo
El poeta quiso capturar en su pluma la esencia de la luz de las estrellas. Lástima que capturase justo la luz proveniente de una Supernova. Sólo encontraron una uña del poeta, a unos 30 km.

Andrés Diplotti
Hay que admitir que Superman agarrando un rayo a trompadas no es algo que se vea todos los días.

José Luis Zárate
Trabajo como corrector de sueños: ¡Despierta!

Fotos no, please - Olga A. de Linares
La bellísima actriz convocada en la sesión espiritista se negó terminantemente a ser fotografiada. “Estoy pálida como un fantasma”, adujo. 

Despertar 10 – Sergio Gaut vel Hartman
Cuando despertó, las bolsas de todo el mundo se habían desplomado encima del dinosaurio, pobre.

De cuartetos - José Luis Vasconcelos
Rechazamos categóricamente la menor afinidad con el Cuarteto de Alejandría, porque los cuatro Jinetes del Apocalipsis somos tres, de los que sólo dos cabalgan: la Muerte.

Clasificados 2 - Gonzalo Geller
Cambio de sexo instantáneo. Sin cirugía. Garantizado.

Batifondo – Daniel Frini
En mi habitación está la frontera entre este universo y el otro. La refriega entre materia y antimateria impide dormir. ¿Qué hago? Tengo que levantarme temprano; y mi jefe no cree en razones tan cósmicas.

Flower power II - Olga A. de Linares
Como fantasma, el antiguo hippie era una vergüenza para todos los tradicionalistas: solo hablaba de Paz y Amor, en vez de asustar a la gente como cualquier espanto bien nacido.

Tristeza - Patricia Kieffer
Cuando quedó sola, derramó la primera lágrima por él.
 
Javier López
Escribía historias sobre sus trayectos en autobús mientras esperaba el autobús.

Anorexia - José Luis Vasconcelos 
Triste y abrumada por la falta de perseverancia de sus pacientes, la espigada especialista en bulímicos decidió cambiar de aires. Abandonó los cuadros de El Bosco para abrir nuevo consultorio en lienzos de Remedios Varo.

Doppleganger - Jorge Etcheverry
Vengo por la vereda del frente, con unas bolsas.

Imperios - Esteban Moscarda
Cuando despertó los Imperios todavía estaban allí...

Andrés Diplotti
"¡Esta persona escribe tonterías ególatras sin sentido con un nombre parecido al mío! ¡Podrían confundirnos!"

A lo loco I - Jacinto Deleble Garea
La brújula, que tras perder el norte se agitaba enloquecida, sólo recuperó su equilibrio cuando lo sustituyó por otro sur. Nadie notó la diferencia.

Perfeccionismo - Magnus Dagon
El pintor se pasó años pensando el tono de rojo adecuado. Cuando lo supo salió al exterior, cuchillo en mano.

Condenaciones - José Luis Vasconcelos
Dicen que para Belcebú —después de escuchar de la hermana de Astaroth que jamás pasaría de ser un pobre diablo—, la vida se le ha vuelto un infierno.

En la plaza - Olga A. de Linares
A la madrugada, los pequeños fantasmas se hamacan, juegan en los toboganes, en la calesita. Los guardias saben bien de donde sale la brisa que llega, de pronto, cargada de risas infantiles.
 
Miedo - Patricia Kieffer
Vivió toda su vida cuidándose de todo. Murió de aburrimiento.

Religión - Oriana Pickmann
El amor es el opio de los sueños.

En la bolsa – Leonardo Teja
—¿Qué hay en la bolsa papá?
—Tolondrones, hijo.
—¿Qué hay en la bolsa papá?
—Tolondrones, hijo.
—¿Qué tolondrones es éso?
En la bolsa, un tolondrón inerte.

A lo loco II - Jacinto Deleble Garea
El defensor del ahorcado se había vuelto loco de atar después de perder el juicio, y cuando creyó encontrar la razón perdida, resultó ser de otro.

Despertar 11 – Sergio Gaut vel Hartman
Cuando despertó, Elphick y Monterroso discutían acerca de la cotización del microcuento en el Mercado Onírico. Celebró ser un dinosaurio.

Inconvenientes – Olga A. de Linares
Intentaron convencer al fantasma de la famosa actriz para que se dejara fotografiar. Pero sus exigencias no pudieron ser satisfechas: su maquillador y peinadora predilectos aún estaban vivos.

José Luis Zárate
La realidad sólo es un demo.

Maltrato a animales - Magnus Dagon
El día que lanzamos a Laika al espacio nos ganamos la futura enemistad de los hombres-perro de Andrómeda.

Sueño - Héctor Ranea
¿Se muere el que se muere durmiendo? ¿Tiene conciencia de morir el que pasa la puerta dormido? ¿Cómo toma consciencia de que muere el que duerme mientras tanto?

A lo loco III - Jacinto Deleble Garea
Todos confundieron al tornillo enajenado con una puntilla, y lo único que ocurría es que, al sacarlo del quicio, estaba fuera de sí.

Despertar 12 – Sergio Gaut vel Hartman
Cuando despertó, el colapso del capitalismo era un mal recuerdo y los dinosaurios salían de sus huevos para repoblar el planeta.

Serendipia – Beatriz Mingo
Tenían en un almacén un millón de chimpancés, repiqueteando en sus máquinas de escribir. El Gobierno, horrorizado, canceló el experimento al comprobar que en lugar de Hamlet escribían el Ulises de Joyce.

Vuelo - José Luis Vasconcelos 
Y cuando los libros versados en aves levantaron el vuelo, los árboles sacudieron sus copas y extendieron sus ramas, ávidos de poseer esas hojas con plumaje de letras.

Inocencia - Patricia Kieffer
—¡Ey, viejita! ¡Dame todo lo que llevás!
—Oh... —dijo la anciana mirándolo con ternura— gracias por ayudarme a cargar las bolsas... estaba tan cansada...

Asco - Héctor Ranea 
No sé por qué mi señor maestro Caravaggio pintó a Judith con aprensión degollando al tirano Holofernes. Fuera yo su modelo, hubiera sonreído con no poca malicia.

Reglas secretas - Magnus Dagon
El ajedrez, en realidad, es la manifestación terrenal del combate del Bien contra el Mal. Yo juego con las negras.

Adriana Alarco de Zadra
Si Cristóbal hubiese naufragado, los Incas habrían seguido navegando hacia el oeste y poblado las islas de Asia y Oceanía.

Andrés Diplotti
Y ya que estamos con dudas existenciales: ¿por qué piensan las grandes compañías que irritar al cliente es una buena táctica comercial?

Horóscopo fatal - Miguel Dorelo
Por más empeño que ponga, sé que va a ser difícil. Lamentablemente, nací bajo el signo de Virgo, y cualquier zopenco sabe que el signo favorable para ser escritor es Géminis. 

Mandrágora - Héctor Ranea
Difícilmente sepa pintar la planta que creció a los pies del crucifijo, pero al verme en esta sala torturada por gente ausente, merece la pena que a mis pies nazca una.

José Luis Zárate
Scherezada´s Hotline. Bah, son puros cuentos.

Aislamiento - Daniel Frini
Cuando lo descubrí, horrorizado, grité con todas mis fuerzas hasta que sangró mi garganta, rasguñé hasta que mis uñas se salieron de mis dedos. Nada que hacer. Imposible oírme, enterrado a dos metros bajo tierra.

Codicia - Jacinto Deleble Garea
Si escuchaba con cuidado, el sacerdote sentía, mientras depositaban sobre la cesta sus dádivas, cuánto crecía la fe de su congregación.

Clasificados 3 - Gonzalo Geller
Busco pareja onírica. Imaginar un perro azul.

Javier López
Las baladas son suaves canciones de amor cantadas por ovejas.

La modista - José Luis Vasconcelos
Nadie más podía ser la culpable de aquellos crímenes: era la única modista del pueblo y todos los hombres estaban cortados por la misma tijera.

Quiromancia - Gilda Manso
La adivina estudió la mano del hombre y pudo ver su propia muerte un segundo antes de que el hombre, su asesino, la degollara sin piedad.

6 comentarios:

Ogui dijo...

Más que ráfagas un torrrrrrrrrrnado!
(Luca dixit) Felicitaciones!

El Titán dijo...

Uno mejor que otro...

Felicidades...

Elbereth dijo...

Gracias por deleitar de nuevo mis pupilas entre parpadeo y ráfaga.

Me gustaron especialmente:
Clasificados 3, de Alberto Geller
La Banshee, de Daniel Frini
Despertar 8, de Sergio Gaut vel Hartman

Olga A. de Linares dijo...

Mis favoritos: Este lado de la moneda, el del diseñador inteligente, de Andrés Diplotti, Y comieron perdices, Odio y La modista. Pero me gustaron todos.

Javi dijo...

Ese vuelo de José Luis Vasconcelos es una ficción poética deliciosa. Seguiré comentando otros, pero quería de momento centrarme en éste, porque me encantó.

Jacinto Deleble dijo...

***



Felicidades a Javi por partida doble (un espejo en la luna y un autobús), bravo por la flower number one de Olga y la religión de Oriana, por la demo del amigo J.L.Zárate y la Inocencia nada inocente de Patricia.

Todas me encantaron, y me dieron un no sé qué muy parecido a la envidia.

Un saludo a todos.


***