sábado, 20 de septiembre de 2008

22 parpadeos del 20 de septiembre 2008


Sueños III - Claudio Amodeo
Desperté a una pesadilla mayor donde nadie dormía.

Antídoto - Olga A. de Linares
Las estatuas de los santos, hambrientas, acechan la llegada de las beatas desde las hornacinas de la iglesia. Siguen una dieta estricta de oraciones contra el olvido que las hace polvo.

Hallazgo - Graciela L. Argüello
Encontré al idiota: compré un espejo.

Lost in the wind - Alejandro Bentivoglio
Un hombre escuchaba el sonido del viento en la copa de un árbol. No se había dado cuenta de que mucho tiempo atrás, otro hombre había talado ese árbol por completo.

Mentiras - Lucía Coria
Orden de aparición: Caos, mundo, hombre....

Personalidad mutilada - Magnus Dagon
La bala sólo agujereó su sombrero, pero desde entonces Indiana no ha vuelto a ser el mismo.

Lactancia - Lilyán de la Vega
Mi amor fluye incesante, blanco, dulce.

El caído - Jacinto Deleble Garea
Al desprenderse la última pluma de sus brazos, aunque hacía mucho que caía, Ícaro siguió mirando el cielo.

Final del tema - Miguel Dorelo
—Dios no existe: anoche me lo reveló su enviado.

Reproche - Julio R. Estefan
¡Qué quieres que te diga, Augusto! ¡La embarraste! Ahora nadie podrá separar “dinosaurio” de tu noble apellido.

Profecía - Camilo Fernández
Seiscientos sesenta y seis... Estamos complicados.

Daniel Frini 
¡Diez palabras un cuerno! Necesito más para desarrollar una idea.

Ricardo Ganso
Cuando el dinosaurio despertó, el meteorito todavía estaba en curso de colisión y a treinta segundos de llegar a Yucatán.

Terrícolas, go home - Sergio Gaut vel Hartman
—Parece que vamos a tener que cambiar el discurso; los marcianos tampoco se tragan el verso de las armas de destrucción masiva.

Vietcong - Patricia Kieffer
Lo hallaron en la selva treinta años después. Aún lloraba.

Notables incompatibles - Jorge Martín
—Veo un paisaje cercano al empíreo, Oh Lucerna nueva del mundo.
—Les dije que no pusieran en el carajo a Dante, que se copa y no llegamos más. Pinzón subí vos y sintetizá —ordenó Colón.

El viajero del tiempo mató a su abuelo… - José Vicente Ortuño 
…pero no desapareció. Su abuela había sido una esposa infiel.

Otro más - Alvaro Ruiz de Mendarozqueta
Cuando estaba despierto, leía sobre dinosaurios.
Cuando dormía, soñaba con dinosaurios.
Cuando despertaba, no había dinosaurios.
Cuando murió, el dinosaurio estaba allí.

Saurio
Cría manos y te tocarán el culo.

Introversión acentuada - Angela Schnoor
Era muy introvertida. Podía permanecer desnuda frente a otras personas, ¡pero se moría de vergüenza ante el aparato de rayos X!

Modales - Guillermo Vidal
Se acercó un clérigo junto al corcel y mirando al suelo, dijo: —Lady Godiva, los vecinos le ruegan no los avergüence, le piden que use rodete, el pelo suelto no es propio de una dama.

José Luis Zárate
Hay vida después de la muerte. Es esta.