domingo, 7 de septiembre de 2008

12 ráfagas del 7 de septiembre de 2008


Aburrimiento - Francisco Tario
Padre fecundo de todos los hombres. Aburrimiento, del que inevitablemente ha nacido siempre algo: un poeta, un suicida, una percha, un apóstol, una ramera.

Impiedad - Ambrose Bierce
Irreverencia del prójimo hacia mis dioses.

En piel ajena - Claudio Amodeo
Toda su vida sostuvo que yo, en su lugar, pensaría y haría exactamente las mismas cosas. Pero cuando la desollé y me vestí de ella le demostré que estaba equivocada.    

Cuento de hadas - Angela Schnoor
Deseaba ser Reina. Un día encontró un Rey que la trataba como su Princesa. Entonces, huyó con un Príncipe, sólo para descubrir que él, acostumbrado a ser servido, sólo la quería como niñera.

G. C. Lichtenberg
El hombre era tan inteligente que casi no se le podía utilizar para nada en el mundo.
 
A veces pienso que me estoy ablandando - Eduardo Abel Gimenez
A veces pienso que me estoy ablandando, pero no es así. Es que el mundo se endurece más rápido que yo.

Gastronomía de TV - Daniel Frini
—No me gusta Tinelli —dijo el pequeñín
—Está bien, dejalo a un lado y probá un poquito de los gatitos que bailaban con él —contestó mamá caníbal.

Incrédulos - Sergio Gaut vel Hartman
—¿Por qué no me creen? Cultivo Cannabis sativa como planta ornamental. —El siguiente sonido fue el ominoso clanc de las esposas al cerrarse sobre sus muñecas.

Dieta voraz - Jorge Martín
Allanaban la sede con puntualidad meridiana, con discreción dividían en porciones el botín para pasar inadvertidos,  subían las escaleras en pequeños grupos para compartir el asado a puertas cerradas. La ley vegetariana era muy estricta.

Trámite - José Luis Zárate Herrera
—Toda prueba de identidad deberá presentarse por triplicado.
—No hay problema —dijo el clon.

Secretos inconfesables - Magnus Dagon
Al volver al trabajo olvidó ponerse las gafas, de modo que tuvo que explicar a Lois un par de cosillas.

El perfecto tormento - Alejandro Bentivoglio
El ego desciende al infierno y encuentra una pared con infinidad de nombres escritos en ella. Excepto el suyo.