viernes, 22 de agosto de 2008

17 ráfagas del 22 de agosto de 2008


Historia fantástica - Augusto Monterroso
Contar la historia del día en que el fin del mundo se suspendió por mal tiempo.

Reino - Magnus Dagon
Tuve suerte a la hora de morir. Mis pecados fueron tan grandes que se creó un Infierno para mí solo.

Ramón Gómez de la Serna
El silencio se convertía en aquella casa de campo en dulce carne de membrillo.

Había una vez 1 – Olga A. De Linares
Había una vez un sueño, que de tanto esperar a hacerse cierto, se volvió pesadilla y asfixió al soñador. Los sueños desesperados suelen volverse impiadosos.

Lo malo - José Luis Zárate Herrera
Lo malo de vivir con la mujer soñada es que cuando ella está esperándome en la cama, yo me veo obligado, para que no desaparezca, a dormir solo, soñándola.

Futuro feliz - Mario Berardi
El futuro, por fin, había llegado: naves fabulosas, comunicación instantánea, regeneraciones moleculares, conquistas estelares. Hasta inventamos los viajes temporales y nos fuimos todos al pasado, abrumados y arrepentidos.

El náufrago - Susana Duré
Recorría la isla quemándose los pies. Agradeció la enorme sombra sobre su cabeza. Una pluma de Roc acarició su cabello.

Adelantado – Sergio Gaut vel Hartman
En medio del quriltai de 1206, Temudchin alzó el puño y exclamó enfervorizado: —¡Adolfito, voy tu cabeza! —Nadie osó contradecirlo.

Un segundo - José Luis Zárate Herrera.
A veces, por un segundo, podemos ver por el rabillo del ojo que la imagen del espejo nos ve sesgadamente, con miedo.

Reacción – Susana Duré
El reconocido científico continuaba su trabajo. Sudaba, abatido. Los experimentos estaban fallando seguido, pensó dentro del minúsculo tubo de ensayo.

Fábulas inútiles - Jorge Martín
¿Saben qué le dijo la rana al escorpión que cargaba en la espalda, mientras cruzaban el charco? —Ráscame la espalda que no llego. —Y no llegaron.

Los viajeros - Álvaro Menén Desleal
Un pasajero, a su vecino de asiento:
—¿Ha visto? El periódico informa de otro accidente de aviación.
—Sí, he visto; en la lista de muertos estamos nosotros.

Comedido – Sergio Gaut vel Hartman
Los tipos eran pesados y le daban sin asco.
—¡Hablá! ¿Por qué lo hiciste?
—¡Sin truquitos!
—Tenía seis días libres. Quise probar algo nuevo.
—¡Creaste el universo, caradura, sin permiso! —Le descargó otra, tremenda.

Lógica - Magnus Dagon
Pensó que las patas de un insecto tan grande no podrían aguantar su propio peso. Eso no impidió que fuera igualmente devorado.

Había una vez 2 - Olga A. De Linares
Había una vez un amor empeñado en ser eterno. Romeo y Julieta dieron la vida para demostrar que eso era posible. La mayoría prefiere amores menos exigentes.

Angeladas - Jorge Martín
Gabriel estaba furioso con el pelotón de ángeles —¡Que sea la última vez que se tiran con bolas de fuego! Sodoma quedó hecha un desastre. Vamos a ver ahora cómo lo explicamos.

Día de clases - José Luis Zárate Herrera
Y cuando despertó, el dinosaurio seguía dando clases.